Al no haberse realizado el escrutinio general de las actas tal como exige la ley (LOREG), la formación de todo gobierno carece de legitimidad. Por ese motivo, el gobierno de Pedro Sánchez deviene ilegítimo e ilegal. Unas pistas diestramente ovilladas por José Miguel Apellido Obligatorio, a la sazón vicepresidente de la Asociación Elecciones Transparentes, transitan hacia el desvelamiento del fraude del 10 de noviembre.

Sin escrutinio general no hay legitimidad ni decencia

¿Qué es el escrutinio general de las actas? El que realiza la Administración estatal a partir del tercer día de las votaciones (miércoles) en las 52 Juntas Electorales Provinciales. Es el único que tiene validez legal.

¿El escrutinio provisional de los votos que se realiza la noche electoral (domingo) no tiene validez legal? No, ninguna. Como su nombre indica es provisional y lo realiza una empresa privada (en este caso INDRA, que ha sido acusada por fraude electoral en la República Dominicana y Angola, entre otros lugares).

¿Qué son las actas? Un documento en el que se registra el número de votos conseguidos por cada partido en el recuento provisional. Esas actas son la base del sistema liberal, democracia lo llaman. Los votos no valen nada ante la ley, tan sólo las actas.

¿Cómo se deben computar las actas? De manera independiente por parte de la Administración del Estado, a través de la Junta Electoral. Es la única manera de asegurarse de que el recuento provisional se halle libre de errores, timos y dolos.

INDRA, paradigma del mal

¿Qué tipo de errores y engaños puede haber en el cálculo provisional realizado por INDRA? Fallos, ardides y trampas, deliberados o no, de tipo informático ubicados en el programa informático mediante el cual INDRA transmite -vía internet- los datos del recuento provisional al centro de recogida de datos.

¿Es difícil manipular esos programas para hacer trampas? Es muy sencillo. Según el programador Clint Curtis (que testificó acerca del fraude electoral efectuado en el año 2000 en el Estado de Florida, USA), bastan escasas cien líneas de código para modificar los resultados electorales.

¿Y resulta fácil detectar esas 100 líneas de código? Muy fácil, basta con examinar el programa. Pero esos programas carecen de supervisión por parte de los partidos y de la ciudadanía, así que el único camino que resta para revelar las artimañas o “deslices” del programa informático de la empresa que realiza el recuento provisional es volviendo a contar de manera independiente las actas.

¿Aparte de INDRA cabe la posibilidad de que otra entidad manipule de manera informática los resultados provisionales? Sí, el “Subcomité de Seguridad de la Información para la Difusión de Resultados Provisionales en Procesos Electorales”, creado exprofeso por Pedrusco “Cum Fraude”, de forma furtiva y opaca y que, como su propio nombre indica, se encarga de filtrar los datos provisionales.

Pruebas del fraude electoral del 10-N

¿Qué pruebas se poseen de que no se ha realizado el escrutinio general de las actas? Las presentadas ante los juzgados de Granada, Almería, Alicante, Madrid, Zaragoza, Logroño, Sevilla, Zamora… por parte los colaboradores de la Asociación Elecciones Transparentes que estuvieron presentes en las respectivas Juntas Electorales Provinciales durante el escrutinio general.

¿Alguna prueba más? El reconocimiento expreso y por escrito de la Junta Electoral de Sevilla de que desde el año 2000 (año en que entró la informática en los procesos electorales) no se ejecuta el escrutinio tal como ordena la ley.

¿Ha solicitado la Asociación Elecciones Transparentes a la Junta Electoral Central (JEC) la realización del recuento general? Sí, estamos a la espera de una respuesta. Pesimismo de momento, pero necesitamos que la gente nos ayude a presionar a la Junta para agilizar los putos trámites burocráticos.

¿Cabe la posibilidad de que la JEC ordene que se lleve a cabo la realización del escrutinio general? Sí, muchas, pues existe un precedente. Vox denunció el incumplimiento del escrutinio general en las elecciones autonómicas del año 2015 y logró que se realizase en Sevilla y en Jaén, donde se encontraron, respectivamente, 4.656 y 20.000 votos de más.

Qué hacer

El próximo domingo 12 de enero, a la una de la tarde, la Asociación Elecciones Transparentes realizará una concentración en la madrileña Plaza de Colón. Tras leer las líneas precedentes, sería conveniente que se difundiese esta información crucial para que los diferentes organismos estatales realizaran el escrutinio de forma legal y justa. Aunque quien esto escribe solo colija intrínseca maldad en el Leviatán y en sus diferentes brazos armados, perder definitivamente la esperanza acaba desembocando, inevitablemente, en el grado cero del horror. En fin.