Se le acaba el tiempo y el ridículo es internacional. Lo que no sabemos es como se atreven a seguir filtrando fechas a sus medios amigos.

El Gobierno calcula que la exhumación podría darse en mayo, antes de las elecciones autonómicas, municipales y europeas, lo que llevaría al PSOE a una campaña electoral con su promesa estrella cumplida, publica el Periódico de Aragón y replica La Sexta.

El caso es que, ante el mes más convulso, probablemente en los últimos años de democracia, el Gobierno sigue jugando a "profanador", lo que probablemente, sea lo único que le quede para dar un giro al desastre que se les avecina a los "chicos de Ferraz".

En el escrito de alegaciones finales al expediente de exhumación que presentó el abogado de los Franco, Luis Felipe Utrera-Molina, la familia apunta que el Valle de los Caídos se encuentra dentro del Catálogo de Bienes Protegidos por el Ayuntamiento con una clasificación de "integral global".

Debido a esta clasificación, en el monumento sólo está permitido realizar obras de "rehabilitación y mantenimiento", requiriendo las restantes de la elaboración de un Plan Especial, "trámite que no se ha llevado a cabo". Por ello, en el texto, critica al Consistorio de la localidad por incumplir la legalidad urbanística "como consecuencia de la aceptación de la obra" a lo que el Ayuntamiento, como ya informabamos desde el Correo de Madrid, está recibiendo multitud de alegaciones al respecto, por parte de muchos particulares que sobrepasan la capacidad municipal.

Ni Mayo, ni Julio, ni Navidad y así podremos llegar hasta el 2020 si quiere el ya conocido como "okupa de la Moncloa".