Asombroso todo cuanto vemos acaecer en los alocados movimientos del Gobierno para exhumar al Generalísimo Franco del Valle de los Caídos. Alocados, y ciegos de ira y rabia, no acaban de dar con la solución para llevar a cabo sus perversos planes. Planes que ahora van más allá de la propia exhumación – que ya dan por hecha - anunciando nuevas acciones legales en el Congreso para impedir como sea que, de producirse aquella, la familia pueda inhumar a su abuelo en la cripta de la catedral de La Almudena. Deseo que no es más que la respuesta a lo que el Gobierno mediante el RDL de exhumación les preguntaba. Pues, ¡hala! A este incompetente Gobierno no le gusta y ahora una nueva acción para impedirlo. ¿Estamos en España en 2018 o en la Unión Soviética de hace 20 años?

 

Tal vez si al menos con un poco de paciencia se hubieran leído el informe del comité de expertos jurídicos de 2011 no estarían cometiendo estos errores. De ese informe caben extraer DOS puntos importantes:

PRIMERO : Consenso y amplio acuerdo parlamentario. Ni han buscado el consenso ni desde luego validar un RDL por un voto puede considerarse como tal amplio acuerdo.

SEGUNDO : Que el Estado tiene competencia en todo el Valle excepto en la Basílica donde la única autoridad es la eclesiástica y esta es el Prior de la Comunidad benedictina.

Así las cosas se hace evidente que gobernar y legislar guiados por el odio no conduce a ningún fin aceptable. ¿Acaso no lo estamos viendo?

Y hete aquí que en esta vorágine de acciones guiadas sólo por el rencor nos encontramos ahora con que pretenden liquidar la Ley de Amnistía de 1977 y defender que la lucha contra “los crímenes atroces” debe hacerse sin limitación alguna de tiempo. Para ello parece que el Gobierno quiere acogerse al Estatuto de Roma de la Corte Penal internacional donde se establece que los crímenes más graves de trascendencia internacional no deben quedar sin castigo. Parece que el Gobierno busca cooperación internacional para que “las víctimas sean resarcidas”.

 

Francamente, a mí todo esto me parece un sinsentido. España estaba reconciliada de aquella cruel guerra civil y ahora reabrir viejas heridas no conduce a nada bueno. Sin embargo al Gobierno del Frente Popular parece gustarle este ambiente de guerracivilismo que está abriendo.Todo vale por la poltrona aunque eso suponga plegarse a los deseos de sus socios comunistas e independentistas y desdibujar al PSOE de Felipe Gonzalez.

Pues bien, Sr. Sánchez, vamos a ello. Le aseguro que a mí no me gusta entrar en ese para mí no deseado camino pero no nos deja alternativa . Ni queremos, ni quiero, pero ya que Vd se empeña desde aquí animo personalmente a todos aquellos descendientes de los miles de asesinados por el Frente Popular para personarnos y acogernos también al citado Estatuto de Roma . Buscaremos las vías legales adecuadas y los bufetes nacionales y extranjeros adecuados. No somos pocos se lo aseguro. Aparecerán los descendientes de los asesinados en las checas populares de Madrid, Barcelona o Valencia; los miles de los asesinados en Paracuellos del Jarama; en el túnel de Usera; en Aravaca; en la mina de Camuñas; en la fosa marina de Cartagena o en el Fuerte de la Mola donde cientos de oficiales de la Armada fueron masacrados cruelmente y desde luego los deudos de los más de 10000 religiosos torturados y asesinados. Sr. Sanchez, si Vd. pregunta, a lo mejor alguien le cuenta que conforme a estudios científicos irrebatibles fueron cerca de 60000 personas las asesinadas en la retaguardia roja por sus correligionarios en aquellos funestos años. Sin ir más lejos, yo mismo, seré el primero en personarme pues la mitad de mi familia fue asesinada tan sólo por sus creencias religiosas. En mi familia, al igual que en otras muchas similares, ya se había pasado página de esa tragedia pero ahora Vd, nos los recuerda. Hablan Vd,s de “cunetas”, ¡caramba! Pero si yo no sé donde están los restos de mi abuelo ni de los hermanos de mi padre. ¿Puede Vd, decir lo mismo? Seguro que no.¿Y me hablan a mí de cunetas? Son Vd,s unos miserables.

Francamente, no salgo de mi asombro de su cinismo. Le veo puño izquierdo en alto cantando la Internacional. ¿Vd, burgués de nuevo cuño, con buenas “dachas”, al igual que alguno de sus colegas comunistas en zonas residenciales de Madrid, parias de la tierra? ¡qué cinismo y caradura!

 

Un viejo refrán español dice que no hay bien que por mal no venga. Pues bien, gracias a Vd,s las generaciones presentes y las inmediatas venideras están aprendiendo quien era Francisco Franco y lo que representó. Nos ha dado Vd, una ocasión de cine para ello. Y ahora con esta pretensión de acogerse al Estatuto de Roma nos va a dar la oportunidad de que también conozcan los miles de asesinatos que sus colegas de hace 80 años cometieron. Y por supuesto también internacionalmente.Ya estoy previendo la visita de juristas de la Corte Internacional al camposanto de Paracuellos. A ver qué opinan.

Sí, nos acogeremos al Estatuto de Roma.