El vicepresidente o los vicepresidentes del gobierno son nombrados por el Rey, a propuesta del Presidente, es decir, son su alter ego.

         Suelen elegirse, sobre todo, por su fidelidad perruna al Presidente, pues nadie en su sano juicio quiere rodearse de traidores, o personas que a las primeras de cambio le hagan la cama.

         En ese sentido, el deseo del Presidente en funciones de tener lo más lejos posible al sátrapa podemista, entra dentro de la normalidad.

         Nadie quiere “acostarse” con su enemigo, pues no puedes fiarse de ese compañero de cama, y aunque la política hace extraños compañeros de cama…, todo tiene un límite.

         En las décadas pasadas la costumbre ha sido nombrar a dos o tres vicepresidentes, normalmente uno político y otro económico.

         El tercero ya era más que nada como forma de hacer figurar al interesado por encima de los demás ministros, y en el caso de la PSOE siempre se decía que había un cuarto vicepresidente del gobierno, curiosamente fuera del gobierno, y que era el secretario general de la UGT, el sindicato “hermano”.

         “Hermano”, pero no primo, y sino que le pregunten a los miles de estafados por la PSV, por los Eres andaluces, los cursos de “formación”, y la mangancia en general a que nos tienen ya acostumbrados esos cascarones vacíos que son los sindicatos, que sirven para bien poco, pero cuyo mantenimiento nos cuesta una fortuna a todos los españoles.

         ¿Por qué motivos nombró Pedro Sánchez a Carmen Calvo Vicepresidenta del Gobierno de España…?

         Obviamente es imposible saberlo, pues ello pertenece al fuero interno de la conciencia del presidente en funciones, en el supuesto de que tenga conciencia, que le permita distinguir entre el bien y el mal, pues es tal su ego que creo que dé “eso” no tiene, pero yo me inclino a pensar que ha sido por su fidelidad perruna.

         Desde luego, es evidente que no ha sido por su inteligente, pues ambos andan escasos de ella, aunque si son muy listos, más vivos que el hambre, pero la listeza es el sentido práctico de la vida, mientras que la inteligencia es otra cosa.

         Yo pienso que tal vez ha querido tener a su lado a una persona tonta, que no le haga sombra, ni pueda convertirse en su enemigo, que quiera desplazarle del poder, como Soraya con Rajoy…

         Si acudimos al diccionario de la real academia de la lengua española, DRAE, en su acepción primera, el adjetivo tonto o tonta se refiere a una persona “falta o escasa de entendimiento o de razón”.

         La acepción tercera dice que se trata de una persona “que padece una deficiencia mental”, la quinta a una persona “que carece de sentido o de motivo”, y la sexta a alguien “presumido o vanidoso”.

         Es una pena que el adjetivo solo se utilice para personas, por lo que debemos suponer que no incluye a los animales semovientes, de dos patas…, que en España hay muchos, por desgracia para todos.

          Siempre se ha dicho que en España si los tontos volasen, no veríamos nunca el sol…

         De cualquier forma, y aunque tiene algo de todas las acepciones, yo me inclino más por la séptima: “Personaje que en una pareja de payasos hace el papel de tonto”.

         En efecto, Pedro Sánchez, que es el primus inter pares de sus ministros, al tener a su lado a una vicepresidenta en funciones, pero tonta efectiva, consigue hacer resaltar su escasa inteligencia…

         Ya se sabe que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey.

         De los “conocimientos” jurídicos de Carmen Calvo no voy a hablar, aunque pienso que el “tribunal” –es decir, los amiguetes-, que le regalaron un doctorado en Derecho, y una plaza de profesor titular de derecho constitucional en la universidad pública de Córdoba, creo recordar, deberían haber sido juzgados por ello, y seguramente condenados…

       Vean algunas “perlas” de la indocumentada:

  • Nuestra Constitución no recoge la igualdad entre hombres y mujeres como lo hacen otras constituciones. Esto es injusto y poco democrático en el siglo XXI”.

 

(Dos comentarios: la Constitución es de 1978, es decir, del siglo XX, y su art. 14 establece claramente la igualdad entre hombres y mujeres. Pero claro, para saberlo tendría que haberla leído y estudiado…).

 

  • “El feminismo no es de todas. No, bonita. Se lo han currado los socialistas. Nos lo hemos currado en la genealogía del pensamiento progresista y socialista”.

 

(Es decir, pretende apropiarse del feminismo, como si fuera “propiedad” de la PSOE, esa gran empresa nacida para aumentar el paro y la crisis económica. Solo pueden ser feministas los socialistas…, y supongo que los podemitas, pero nadie más. Los demás son –somos- fachas y reaccionarios, machistas).

 

  • “Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie”.

(Consecuencia “lógica” de este pensamiento, los latrocinios millonarios de los Eres, cursos de formación, PSV, etc.).

 

  • “Yo trabajo en el ámbito privado, soy funcionaria”.

(Acojonante; no tengo palabras. ¡Y es “doctora” en Derecho, digo en Burrología, y profesora titular de una m… de universidad pública).

 

          En fin, para que seguir. Repito, si los tontos volaran, en España, siendo un país mediterráneo, con muchas horas diarias de sol, no lo veríamos nunca.

 

         Como decía el Conde de Romanones en el Congreso, mientras escuchaba las paridas de sus señorías: “! Vaya tropa ¡”.

 

         Y añado yo, si esta tropa llega al gobierno: ¡Que Dios nos coja confesados¡