El gesto del presidente Trump a Pedro Sánchez durante el G-20 da que pensar.

La verdad es que me importa un bledo Pedro Sánchez, lo que me preocupa es que, queramos o no, es un representante de España allí y con ese gesto el señor Trump ha tratado a España como si fuéramos una simple colonia norteamericana. En fin, el tratamiento es penoso, es de como si no fuéramos nada para Estados Unidos. A mi no me ha gustado y me he sentido ofendido porque amo a mi patria.

Es triste el tener un representante como el señor Pedro Sánchez, pero por ahora es lo que hay.

Aprovecho para decir aquí también de que, vaya por delante, el estar totalmente en contra de la inmigración ilegal y que esta debe ser controlada más duramente por los países que la sufren, pero Trump, pone muros a los inmigrantes hispanoamericanos, no en la frontera con Canadá, cuando son los Estados Unidos e Inglaterra los que más se han beneficiado siempre de los países hispanoamericanos explotándolos a placer y que convirtieron a esos mismos países en una especie de colonias después de la marcha de España. Lo siento, pero ahora que apechuguen con sus consecuencias, la inmigración masiva. Además, al mundo hispánico nos beneficiará a largo plazo que Estados Unidos sea más hispano y menos anglosajón.

Volviendo al tema de las cumbre, es vengonzoso que España no esté en ninguno de los grupos, G-5, G-7, etc... como miembro de pleno derecho. Y en el G-20 va de invitada, sobra una silla y se la dan a España.

Quien nos ha visto y quien nos ve ahora, cuando fuimos la 8 o 9 potencia mundial con el Caudillo. Para que luego digan que estamos mejor ahora que hace cuarenta años . En fin, no pintamos ya nada en el mundo, es una verdadera pena.
 
Resumiendo. Ojalá podamos cambiar eso en el futuro y que España sea lo que fue en otros tiempos. Pero para eso, ya lo he dicho varias veces, se debería regenerar el país de cabo a rabo y lo veo muy difícil a día de hoy, aunque no imposible. Se pierde todo menos la esperanza, dicen.