Hoy he leído la historia de Maribel, nieta de inmigrantes que vinieron a España desde Portugal buscando una vida mejor. Sus abuelos llegaron montados en burro y compraron un trocito de tierra que les sirvió para construir su casa y trabajarla. Con el tiempo y mucho esfuerzo, su padre la amplió para ella y su pequeño, que ahora tiene seis años. Tras el fallecimiento de su padre deben abonar por el impuesto de sucesiones de su exigua propiedad 130.000€.

Ella en paro, y su madre con 76 años tienen embargadas las cuentas y la pensión de esta última. ¿Qué es el impuesto de sucesiones? Es la constatacion de la desigualdad entre las Comunidades Autónomas?, ¿consiste en pagar por segunda vez por la adquisición del mismo bien?, o lo que es lo mismo, ¿es el impuesto que tienes que abonar por morirte?.

Hay una propuesta en el Congreso para su anulación, pero ¿quién la está bloqueando!? PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana, PDeCAT y PNV. ¿Les suena de algo esta conjunción interplanetaria?.
No es suficiente tributo la pérdida de una persona, sino que además hay que pagar por ella, enriqueciendo así las arcas de quiénes no son fieles ni siquiera a la propia muerte?, Esto no es un impuesto, es un lamentable ejemplo de la casta humana que lo defiende.