VOX habla en las instituciones, sin complejos, sin miedo a nada ni a nadie.

 

Hace unos días, Javier Ortega Smith en su intervención en el Ayuntamiento de Madrid estuvo espléndido, llamando a las cosas por su nombre, recordando a los socialistas la multitud de crímenes y daño que causaron en la II República, ante la moción de urgencia presentada por Pepu Hernández en nombre del Grupo Municipal Socialista de Madrid, para su debate en el Pleno, en la que pidió la reprobación del portavoz de VOX, diciendo falsamente “por su falta de respeto a las víctimas de la violencia de género y por sus reiterados boicots a cada acto que ha organizado el Ayuntamiento en su recuerdo”. Dirigiéndose a los socialistas, les dijo, que cuando vayan a hablar a las instituciones, lo primero que deben hacer, es pedir perdón por todo el daño causado a los madrileños durante la II República,

 

Dicha reprobación fue pedida por el suceso protagonizado por la marroquí Nadia Otmani, la cual reventó el acto organizado por el Ayuntamiento de Madrid, al increpar de manera contundente y manipulada a Ortega Smith, este se limitó a responderla diciéndola, que guardara silencio porque no le dejaba seguir el acto. Por esas únicas palabras le presentaron la reprobación y gracias a los votos de Ciudadanos, junto con los del PSOE y de Mas Madrid consiguieron reprobarle.

 

El Secretario General de VOX, Javier Ortega Smith a la salida del Pleno en el que se votó su reprobación, respondió a los periodistas  “Me importa un bledo” refiriéndose a su reprobación. También manifestó, que “Si volviera a echar el tiempo marcha atrás, iría al mismo acto y volvería a decir exactamente lo mismo”, añadiendo, que es “una reprobación, que no tiene otro objeto que intentar que una parte de la opinión política, que varios miles de madrileños, y en definitiva, millones de españoles que pensamos de una manera diferente al consenso progre” nos quedemos solos. Explicó que “es un orgullo” y dijo, “también nos quedamos solos, cuando criticamos la inmigración ilegal, y decimos, que hay que ponerle barreras y fronteras seguras. También nos quedamos solos, cuando pedimos la ilegalización de los partidos separatistas. También nos quedamos solos en su día, cuando fuimos los primeros que pedimos la aplicación del artículo 155, que pedimos la detención de Torra, que pedimos la aplicación del artículo 116. También nos quedamos solos, cuando decimos que hay que reformar para que sea viable económicamente el sistema de pensiones. Le podría hacer una lista interminable de las situaciones en las que nos quedamos solos” y finalizó, diciendo que es mejor quedarse solo, que estar mal acompañado.

 

Nadia Otmani dijo que era víctima de violencia de género, dato que es absolutamente falso, como se comprobará mas adelante.

 

Recordemos quién es esta individua marroquí, que nada tiene que ver con la defensa de los derechos de la mujer. Nadia Otmani en 1997 llegó a España, tras estar implicada en algunos delitos, el 19 de septiembre de 1998 fue detenida en Madrid por tráfico ilegal de heroína, junto a su compañero Alí Ihsan Korkmaz. Como consecuencia de estas detenciones, se descubre una trama de narcotraficantes, dirigida por el español Jesús García Freire en la que participaban varios ciudadanos turcos, y el 23 de septiembre, se incauta el mayor alijo de heroína de la época, 147 kilogramos, también mas de 100 kilos de paracetamol para manipular la droga. El 5 de octubre de ese mismo año, fue tiroteada debido a un ajuste de cuentas, quedando paralítica como consecuencia de los disparos realizados por su cuñado, un turco con multitud de antecedentes por tráfico de drogas. Pese a no haber cotizado jamás a la Seguridad Social, fue operada de manera gratuita y de inmediato en el Hospital Ramón y Cajal, posteriormente, fue  tratada también de manera gratuita en el Hospital de parapléjicos de Toledo durante once meses. En el año 2005, registra en Madrid, la “Asociación de Mujeres Marroquíes Al Amal” y posteriormente, en 2009, se registra para que la actuación de su asociación fuera de ámbito nacional. A partir de entonces, ha recibido mas de 320.000 euros en subvenciones, las cuales no han sido gastadas en los objetivos de la Asociación, por lo que, la Junta de Andalucía la embargó un local, y la Comunidad de Madrid la requiere la devolución de las ayudas otorgadas a la delegación de Madrid, por incumplimiento de los proyectos presentados. Ahora, viendo el filón de las millonarias subvenciones que existen para la violencia de género, trata de hacerse pasar por víctima de dicha violencia, pese a no serlo, para seguir viviendo del cuento.

 

Después de este inciso para explicar quién es esta tipa, y volviendo al tema que nos ocupa, transcribo el magistral discurso de Ortega Smith en el acto que pedían la moción de urgencia para su reprobación, sintiéndome orgulloso, por haber votado a un partido, que por fin, les dice a la cara a los socialistas, el enorme y doloroso daño, que causaron a millones de españoles durante la II República, que no todo el mundo conoce, debido al consenso “progre” de la mayoría de los medios de comunicación y la totalidad del resto de partidos políticos con el fin de ocultarlo y blanquear su pasado asesino.

 

“Señores del partido socialista, Señor Silva, con el pasado doloroso se pueden hacer dos cosas, olvidarlo, con lo cual se evita reabrir heridas, pero se corre el riesgo de repetir los mismos errores trágicos que llevaron a ese pasado doloroso. También, se puede con el pasado recordarlo, con lo cual, es verdad que hay que sufrir reabriendo heridas, pero se tiene al menos la posibilidad de evitar que los errores que nos llevaron a esos hechos trágicos se vuelvan a repetir. Ustedes optan por una tercera, que es la de tergiversar y manipular el pasado, mentir sobre la historia, con lo cual, logran los dos efectos perniciosos.

 

Abren las heridas, y además, promueven la repetición de los mismos errores, en este caso, los errores que nos enfrentaron trágicamente a los españoles en el pasado, y que nuestros abuelos, como ya le dije una vez en este pleno, cerraron esas heridas nuestros padres y abuelos, y ustedes permanentemente, quieren reabrir ese guerra-civilismo del que parece no son capaces de salir nunca. Miren, Señores del partido socialista, hablar del pasado con ustedes, es que llamen a voces a su peor acusador, porque el pasado y los hechos en la ciudad de Madrid, les señalan con el dedo. Quieren que hablemos de memoria, hablemos de memoria.

Vamos a hablar de las 349 checas que había en la ciudad de Madrid, de las que 49 eran regidas por el partido socialista. Vamos a hablar de los mas de 1.000 chequistas que había en Madrid. Vamos a hablar de los mas de 3.600 ejecutados, previamente cobarde y vilmente torturados. Vamos a hablar del Madrid de las checas de 1936, de julio a octubre, esos centros de detención, de requisa, de tortura, de ejecuciones. Vamos a hablar de esas agrupaciones formadas por comunistas, socialistas y anarquistas, las milicias frentepopulistas. Vamos a hablar del exterminio, de aterrorizar y exterminar en la retaguardia. Vamos a hablar de nombres que les sonarán, la checa de la Agrupación Socialista, del Ateneo libertario. Vamos a hablar del llamado comité de vecinos. y vamos a hablar del comité de investigación pública. La checa de Bellas Artes, luego llamada de Fomento, pero ¿Sabe de dónde venía todo esto? Venía de la información que ustedes aplicaban, robando los archivos religiosos o las comisiones electorales, y todo aquel que pertenecía a cualquier hermandad religiosa o había votado en un determinado distrito, ya era sospechoso. Detenido, y probablemente torturado y ejecutado. Y todo esto lo hacían, siguiendo aquel mensaje del presidente del gobierno socialista Juan Negrín, que nos dijo en la cámara, y le leo textualmente, para que no tenga ninguna duda. Tres sistemas poseemos para hacer que los demás quieran lo que el gobierno quiere: Enfervorizarles, convencerles y si estos dos recursos resultan insuficientes, aterrorizarles. El terror es también un medio legítimo de gobierno cuando se trata de la salvación del país.

 

¿Quiere que sigamos hablando de memoria? Hablemos de las sacas de Madrid, hablemos de Paracuellos, 4.000 ejecutados, de los cuales 276 eran menores. En Aravaca, 800 ejecutados, uno de ellos Ramiro de Maeztu. Lugares de ejecución que le sonarán de Madrid, la Ciudad Universitaria, la Casa de Campo, la Carretera del Pardo, la Puerta de Hierro, la Pradera de San Isidro o Marqués de Riscal y así podríamos ir haciendo una lista interminable de lugares donde se ejecutaba. Se ejecutaba a las órdenes de esa Junta de Defensa que dirigía Santiago Carrillo y Margarita Nilken del Partido Comunista, en ese llamado Comité Provincial de Investigación Pública, esas terrible matanzas, como no se habían conocido nunca en la historia. Y quieren que sigamos hablando de memoria, no solo de las checas, no solo de las sacas, hablemos de la persecución religiosa, hablemos de que Carlos Marx ya dijo, que la religión era el opio del pueblo y siguiendo la misma línea, Jiménez de Asua, dijo en el Parlamento, el problema capital de la república es la cuestión religiosa. ¿Cuáles son las cifras de España? De las cuales Madrid tiene un gran número, 12.000 asesinados por cuestión religiosa, mas de 100.000 libros destruidos, los amantes de la cultura quemaron bibliotecas enteras, como la de los Jesuitas.

 

20.000 templos destruidos, oiga 20.000 templos destruidos, luego no nos hablen ustedes de protección del arte. Obras de arte destruidas, cuadros, esculturas. Y Madrid tuvo que sufrir 334 asesinatos de sacerdotes, el 30% de su clero. Podríamos hacer una lista interminable que nos llevaría aquí mas de una hora, hablando de lo que significó el Madrid del terror, el Madrid dominado por el odio mas atroz contra la retaguardia, esa retaguardia que no era la que estaba cara a cara en el campo de batalla, la que no estaba en las trincheras, la que vivía o sobrevivía como podía en una guerra y ustedes se dedicaron a perseguirlas, ustedes sus ideas políticas y su partido. Así que, cuando venga a hablar a las instituciones de memoria, lo primero que debería hacer el Partido Socialista es subir y pedir perdón, gracias”.