Hace un año, desperté con una noticia que me llenó de alegría, "eta pidió perdón" (disculpen las minúsculas, no creo que tengan categoría para ser resaltados). Con mi café en mano, me dispuse a leer el comunicado llena de esperanza.
Pero esa esperanza cayó de golpe, aunque no entiendo por qué me sorprendí, teniéndonos acostumbrados a este tipo de ambigüedades.
 
No quiero dejar pasar la oportunidad de responder a esta falacia partidista y subjetiva de su realidad, fabricada por una "panda de asesinos, extorsionadores y secuestradores" envidia de cualquier mafioso, que han hecho de la "lucha armada" su medio de vida, muy lucrativo por cierto.
 
Veamos algunos puntos:
 
El respeto, que no arrepentimiento, por los muertos provocados por eta es un sentimiento que lejos de merecer nuestro perdón, nos da más aliento para seguir persiguiéndoles hasta que el último de todos esté bajo llave. Hicieron mención a los errores que han provocado víctimas, sin participación en el conflicto. No señores no, todos los muertos que en nombre de la "lucha armada" habéis provocado, así como padres, hijos, esposas y maridos de éstos, merecen vuestro arrepentimiento, porque el conflicto es vuestro, lo iniciasteis y lo continuasteis vosotros solos, pero os derrotamos.
 
Estoy de acuerdo en que la sociedad vasca ha padecido un sufrimiento desmedido, muertos tantos y tantos militares, guardias civiles, concejales, policías, heridos más de lo mismo, torturados, secuestrados y encerrados en zulos en condiciones insalubres, exiliados que abandonaron su tierra por miedo.
 
También estoy de acuerdo en la solución democrática, con la que el conjunto de la Sociedad Española os ha vencido y democráticamente, os iremos encerrando uno a uno para que os arrepintáis durante años y años y años...
 
En cuanto a las generaciones venideras como la de Alsasua, cogerán el testigo sí, pero lo harán de vuestra propia mano, en Alcalá Meco. Y por supuesto que a nadie se le puede forzar a decir lo que no piensa o siente, esto es algo que os ha costado comprender, después de extorsionar, amenazar, apalear y comprobar que somos un país fuerte y difícil de doblegar. También habrá tiempo por delante para que lo consigáis aprender.
 
Abogáis por la reconciliación de la sociedad para cerrar heridas, y yo lo apoyo; os doy ideas:
todos los fugados de la justicia (que no exiliados políticos, esto les queda muy grande) que se presenten ante el juez, entregad las armas, ayudad a esclarecer investigaciones que tanto sufrimiento genera todavía, arrepentíos de forma sincera y pedid perdón a cada una de las víctimas y sus familiares; concienciad a la sociedad vasca que vivimos en democracia, y sólo en democracia se consiguen los sueños.
 
Por último y no menos importante, tras la derogación de la doctrina Parot, hago un llamamiento a la sociedad española para que desde la democracia, la honestidad, la sinceridad y el pleno respeto al que hacen mención, apoyen con todas sus fuerzas, las de sus familiares y en nombre de las víctimas de eta, la PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE (esta si tiene categoría para resaltar).
 
Por todo ello, eta no pidió perdón, eta ha quedado derrotada por una sangrienta y cruel guerra que ellos perpetuaron y todas sus víctimas han padecido.
A una semana de los próximos comicios hago un llamamiento para votar en conciencia no sin antes hacer una reflexión : debemos tener muy presente a quien entregamos nuestro voto puesto que votar al Partido Socialista o Podemos es traicionar la memoria de tantos inocentes que entregaron su vida defendiendo nuestra sociedad o simplemente "pasaban por ahí".