El Ayuntamiento de Madrid ha comunicado que se va a suministrar a la Policía Local de Madrid un cargamento de pistolas téaser, que son conocidas por disparar dardos conectados con el arma a través de cables por los que se puede transmitir una descarga eléctrica que paraliza a la persona que se enfrente de manera agresiva contra un agente. De ese modo, se proporciona un medio proporcional y adecuado para muchas situaciones en las que, requiriéndose el aprovechamiento de mecanismos contundentes, las pistolas tradicionales carecen de la suficiente proporcionalidad o adecuada necesidad racional. Precisamente, la Sentencia del Tribunal Supremo 670/1998 de 14 de mayo, se refiere a esta cuestión al indicar que “la proporcionalidad implica un juicio de ponderación de intereses o, si se quiere, un juicio de ponderación de males que sobre la marcha ha de llevar a cabo el Agente” y que “No se oculta la dificultad que en el caso concreto puede darse para acertar a veces en ese juicio de valor, pero en cualquier caso ha de imponerse el ejercicio de la racionalidad que, por encima incluso de la ponderación de intereses, tenga en cuenta, en definitiva, lo más apropiado para la defensa del Derecho”.

 

Las pistolas téaser salvarán muchas vidas en Madrid. Por un lado, salvarán la vida a muchos agentes cuya integridad se encuentre en peligro ante sujetos que estén dispuestos a actuar sin límite alguno, aunque ello implique provocar la muerte de agentes de policía. Por otro lado, salvarán la vida a muchos delincuentes que, sin la pistola téaser, podrían morir por un merecido disparo ejecutado en legítima defensa completa o incompleta mediante los disparos realizados con una pistola tradicional.

 

Algunos afirman que las pistolas téaser han provocado muchas muertes. Sin embargo, las mismas se pueden evitar con las cámaras de vigilancia que se van a utilizar para vigilar el uso del nuevo arma y a través de un aprovechamiento ajustado a las circunstancias.