Necio es, según la Real Academia Española de la Lengua, el ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber.

Con esta definición por delante, a nadie puede asombrar que tilde de necedad la propuesta de Ciudadanos con respecto al Ayuntamiento de Madrid, que viene a ser la de repartirse el melón, dos añitos el PP, dos añitos ellos. En el resto - es decir, las propuestas que intentarán llevar a cabo, que se supone que debería ser lo importante - parecen estar de acuerdo. Lo único que les separa es quién ocupa el sillón, quién se lleva los sueldos, quién se hace las fotos. Si esto no los retrata, no sé qué podrá hacerlo.

Sin embargo, queda un pequeño detalle en el que parecen que los necios de Ciudadanos no han tenido en cuenta. Para que el PP llegue a la alcaldía, necesita a Ciudadanos, si; pero también a VOX.

Como es lógico - salvo para los de Ciudadanos, según se ve -, también ellos necesitarían a VOX para sentarse en el sillón de Alcalde de Madrid. En efecto; ese partido con el que no quieren sentarse a hablar, con el que no quieren dialogar, ni negociar. Ese partido al que quieren apartar, como si sus votantes fueran apestados.

Y - díganme si no son necios- piensan que VOX les va a dar sus votos para que su candidata se aúpe a la poltrona.

Se puede ser mas tonto, si; pero entonces, hubieran nacido directamente besugos.