Esta es la época ideal del año para disfrutar al aire libre con los aromas y colores que nos ofrece la naturaleza, los de las plantas y las flores de verano que se convierten en las auténticas protagonistas de terrazas, balcones y patios. Cascadas frondosas multicolor y elementos verdes que dan forma a los oasis más frondosos y relajantes. Tus desayunos a la luz del sol, con un fondo selvático, cenas más frescas después de regar tu oasis particular. Es hora de despertar tus cinco sentidos y transformar tu terraza para este verano.

flores-perfectas-para-balcones-668x400x80xX

Si a tu terraza le da el sol directo la mayor parte del día 

Bambú

¿Sabes que el bambú es perfecto para protegerte de las miradas no deseadas de los vecinos y te proporciona intimidad en la terraza? Súper resistente, esta hierba adquiere una buena altura y se llena de hojas desde la base hasta la punta. Lo podrás cultivar en macetas o maceteros de gran tamaño, cuanto mayor sea el espacio en el que crezca, mayor será la planta. Debes regarlo abundantemente sin encharcarlo y una de sus mayores necesidades es el sol, con lo cual procúrale una buena exposición para que crezca bien bonito. El bambú es una planta tropical y asiática y dentro de su familia podemos encontrar muchas especies diferentes. Las cañas o los tallos de esta planta son ligeros pero resistentes, por lo que se han usado desde ya tiempos pasados para numerosas funciones.

El lugar ideal para estas plantas es un sitio bien iluminado aunque no a pleno sol. El terreno debe ser rico en nutrientes, por esta razón muchos expertos aconsejan no retirar los restos de hojas secas y plantas del terreno para que pueda actuar de protector y evite la rápida evaporación del agua.

estupenda-terraza-madera-bambu

Lavanda

Lavanda

Tiene un perfume increíble y de lo más fresco, que evoca verano y mucho relax, así que no dudes en ponerla en tu terraza en grandes maceteros. Al ser una planta rústica no demanda grandes cuidados, solo riegos de vez en cuando y buen drenaje, eso sí, necesita una buena ubicación con mucho sol.

Las plantas de lavanda tienen una forma arbustiva ordenada. Esta lavanda crece junto una estupenda variedad de otras plantas en un jardín de rocas, un lugar ideal, ya que le proporciona un buen drenaje. Su llamativo color la hacen una de las plantas más elegidas para dar calidez a cualquier terraza o balcón, y crear rincones llenos de calma y sosiego, que invitan a disfrutar de una buena lectura en las calurosas tardes del verano.

38840741522_c1da4e0e3e_o

Áster

aster-3704588_960_720

Es muy parecida a la margarita y si tienes una terraza con sol, es la flor perfecta. Necesita riegos cada día en primavera, verano y otoño, dejándola sin regar en invierno. Resistente, duradera y (sobre todo) colorida, es además una planta rústica que florece sin demasiados inconvenientes. Una manera genial de contar con colorido en nuestra terraza, durante el otoño pero también durante el invierno para recordar que las flores no son solo para el verano.

Esta singularmente llamada Margarita de otoño cuenta con una familia de más de 500 especies distintas. Y es que dentro de ella, podemos encontrar Aster de muchas maneras: espigadas (como buena herbácea que es), rastrera, de diferentes colores e, incluso, de formas distintas. Sin embargo, a pesar de que la forma de sus pétalos varíe, es curioso porque todas siguen una máxima: los pétalos estrechos y algo más puntiagudos que la Margarita de primavera.

ec4c7f2a8ded28ca0a50fd1ff49c26fa

Como buena planta rústica, el Aster no es una planta exigente en sus cuidados. Sí necesita para crecer correctamente y florecer un suelo fértil y bien drenado, pero quizás ésta es su mayor exigencia. Durante los meses de otoño, es conveniente abonarla para ayudar a la planta a afrontar con fuerza los meses de frío. Un preparativo que debe de ir acompañado de un descenso en la pauta de riego (si durante los meses de calor la regamos entre dos y tres veces a la semana, con el comienzo del frío con una vez será suficiente).

Para prolongar la vida de la planta, es importante que el suelo en el que crezca se encuentre bien drenado. Un factor que evitará encharcamientos y, durante los meses de invierno, que se hielen sus raíces. Además, este factor nos ayudará a evitar una de las plagas más comunes en este tipo de Margarita: los hongos.

Sencilla, alegre y simbólica (el Aster se identifica con el amor), ¿te animas a lucirla en tu terrazay disfrutar de su belleza natural incluso en los meses de invierno?

Dalia

cuidados-de-las-dalias

Sus pétalos son espectaculares... Para mantenerla así de bonita, riégala frecuentemente ahora que hace calor. Florecen desde principios de verano hasta casi finales de otoño. Si te gustan las flores espectaculares, planta dalias en tu terraza. Ahora, cuando el calor aprieta, riégala frecuentemente. Necesitará sol y que la protejas del viento.

Boj

00344783_719a1f17_1379x2000_1

Ideal para plantar en macetas aisladas como punto de interés. Pódalo y verás cómo cada vez crece con más ramas y hojas más densas. En verano, deja secar ligeramente la tierra antes de volver a regar, evitando siempre los encharcamientos. Es un arbusto más que resistente. Cuanto más lo podes, más ramas, hojas más pequeñas y más densidad en la planta, lo que la hará más "dura". Otra de sus ventajas es que siempre decorará tu terraza con color: en primavera-verano, en verde intenso y en otoño, en un tono anaranjado.

158bfe872e9fc55fd79b6e62ec205ba9

Hibisco

hibisco_d56e8228

Es un arbusto de hoja perenne que puede crecer hasta los cinco metros de altura. Plántalo para que le dé la luz y, si puede ser, el sol de primera hora de la mañana. En verano, cuando florece, riégalo frecuentemente sin encharcarlo y pódalo en primavera. Es una planta de flores muy elegantes y grandes, pudiendo ser simples o dobles. La planta tiene un porte ligero, un bonito follaje brillante y de color verde oscuro. Los colores de las flores son muy vistosos, siendo fundamentalmente rojos, aunque también hay naranja y amarillo.

Necesita un clima templado y protección contra los vientos fríos. 

Es una planta de pleno sol, aunque tolera la semi sombra. Necesitará riegos regulares y abundantes durante el periodo de crecimiento, regular y constante.

Este arbusto de hoja caduca llama la atención de mediados de verano hasta principios de otoño. 

Los hibisco los podemos plantar en maceta con un compuesto a base de tierra y tendremos que regarlo regularmente en verano añadiendo fertilizante granulado de liberación lenta en primavera. El tamaño ideal para la maceta es de unos 30 - 35 centímetros y podremos colocarlos a pleno sol. Si optamos por colocarlos en interior, busca el lugar más soleado de la casa.