Portugal va mucho más allá  de una escapada de fin de semana a cualquiera de sus ciudades más conocidas.  Hablamos de sus islas,  esos pedazos de tierra dispersos por el azul del Atlántico, destacan por su encanto natural y su gran magnetismo. 

islas_berlengas_el_paraiso_de_portugal_que_todavia_no_conoces_9340_2000x_1

Se trata de destinos rodeados completamente por agua, que además cuenta con una rica cultura y gastronomía portuguesa, playas envidiables y paisajes que enamoran a cualquier turista que las visita.

São Miguel

Sao-Miguel-Azzorre_1

Hay que alejarse unos 1.500 kilómetros de la costa lusa para llegar hasta el archipiélago de las Azores. Nueve islas lo completan, siendo São Miguel la más grande todas ellas y la que aloja su capital, Ponta Delgada. Las pinceladas de color y los mosaicos de adoquines que adornan sus calles serán lo primero que capte nuestra atención, aunque el verdadero atractivo de São Miguel está en las afueras: el tándem que forman el lago azul y el lago verde de Sete Cidades, las rutas de senderismo y los miradores que rodean la laguna ‘de Fogo’ y las salvajes playas de arena negra de Mosteiros.

1000409

Es único también su fondo marino. Por estas latitudes hay ballenas, tiburones, delfines y tortugas esperándote en el mar a que los visites. Hay barcos hundidos en los que bucear y lugares en los que practicar deportes de aventura. La gastronomía también es uno de los puntos fuertes de São Miguel. Prueba de ello es el cozido, un plato que se cocina en ollas de metal sobre unas termas de agua caliente en Lagoa das Furnas. Además, el bacalao, la ternera, el queso y la piña son algunos de los ingredientes estrella en cualquier mesa local. Caprichos de la naturaleza son también las cascadas y las piscinas naturales repartidas por la isla. Desde Feteiras, donde el agua que brota de la tierra está caliente, hasta Mosteiros y Capelas. Son auténticas piscinas de agua salada, abiertas al mar, pero resguardadas de las olas atlánticas.

Madeira

img_portada_570_1534163264_madeira-portugal-utopica

Madeira es una región portuguesa que, por su condición de archipiélago alejado del continente, posee cierta autonomía, similar a la de las Comunidades Autónomas españolas. La ciudad principal es Funchalla capital de la isla de Madeira, que se encuentra al sur de ésta. Fue la primera ciudad que los portugueses fundaron fuera del continente y se extiende por las faldas de la inmensa montaña que es toda la isla montaña hasta el mar, donde se encuentra el centro histórico.

img_mbigas_20170525-133946_imagenes_lv_terceros_madeira-kH0B-U4429028989199fG-992x558LaVanguardia-Web

Los contrastes toman el paisaje de Madeira. Si buscamos aridez y acantilados espectaculares, Punta San Lorenzo te espera en el extremo este. Visita obligada son sus tradicionales casas triangulares con techo de paja en la localidad de Santana, asomarte por el mirador de cristal de Cabo Girao ni probar uno de sus famosos vinos tintos. 

ap1-12-1170x532

El abanico de razones para visitar la isla de Madeira es amplio: primero su clima privilegiado con temperaturas ideales a lo largo de todo el año (25ºC en verano y 17ºC en invierno) y sus aguas cálidas, pero también su naturaleza exuberante llena de contrastes. El clima nunca es tan caluroso como en el sur de Europa, pero las temperaturas en invierno son veraniegas. El tiempo de Madeira cambia rápidamente dependiendo de los vientos y la altitud, pero siempre garantiza sol y frescor. 

Porto Santo

simplesmente-espectacular

Porto Santo fue la primera isla que descubrieron los portugueses. Los visitantes podrán conocerla en un día o quedarse algo más si disponen de tiempo y prefieren disfrutar más intensamente de sus encantos. La mejor época para disfrutar plenamente de la isla son los meses de junio y septiembre, ya que hace buen tiempo y no hay tanta gente como en temporada alta (julio y agosto), momento en el que llegan muchos turistas de todo el mundo y también de la isla de Madeira, puesto que mucha gente tiene una segunda vivienda en Porto Santo.

Posee una magnífica playa de aguas azul turquesa que mide 7 Km. de largo, con arena blanca y fina; está situada en un entorno poco explotado donde no existen esos altos edificios que nos hemos acostumbrado a ver en algunas costas europeas. Aunque parece que la situación está cambiando y que cada vez se construye más rápido, y muchos temen por el futuro de esta isla tranquila.

img_azarzoso_20180719-150835_imagenes_lv_terceros_istock-531885139-0362-kAhH-U45965664973TQH-992x558LaVanguardia-Web

Entre los lugares de interés que nos ofrece Porto Santo se encuentra la Casa-Museo de Cristóbal Colón, la Quinta da Palmeira, la iglesia principal, el jardín botánico y el pequeño zoo, los miradores de Portela y Pico das Flores, Calheta, Fonte da Areia y la pedrera del Pico Ana Ferreira

volcal-arenal-1

Berlenga

islas_berlengas_el_paraiso_de_portugal_que_todavia_no_conoces_5708_745x497

Situadas a 10 km al oeste de la población pesquera de Peniche, las asombrosas y aisladas Islas Berlengas son el hogar de la reserva natural del Archipiélago de las Berlengas. Se puede visitar y explorar la más grande de las tres islas, conocida como Berlenga Grande, en una excursión que está considerada una de las mayores atracciones de la región de Peniche. 

islas_berlengas_el_paraiso_de_portugal_que_todavia_no_conoces_2338_745x497

Los portugueses son conscientes del 'regalo' que flota frente a sus costas, por eso durante los meses de verano son constantes los ferrys para recorrer los 10 kilómetros de agua salada que separan Berlenga Grande de la península. La fórmula de su éxito es sencilla y tiene un protagonista claro: una espectacular cala de arena blanca y aguas turquesas donde solo los más osados se atreven a darse un baño dadas las bajas temperaturas, llamada Praia do Carreiro do Mosteiro.

Reserva-Natural-das-Berlengas

Impresiona también la fortaleza de São João Baptista, con sus puentes de arco, que recuerda a las localizaciones de la serie Juego de Tronos. Para evitar que esta isla pierda su esencia, ya se están aplicando medidas que limitarán el número de visitantes a 550 diarios.