De todas las opciones que hay para viajar, hacer un viaje por carretera puede ser una de las más fructíferas y atractivas para los que adoran conocer sitios nuevos. Coger el coche y partir hacia un destino de España o Europa, pasando por lugares repletos de encanto, paisajes imponentes y pueblos perdidos es una de las formas de hacer turismo más particulares y atractivas que hay. Aunque, por supuesto, no se libra de cierta preparación.

Para muchos, es el concepto ideal de viaje, pero lo es hasta que llega el momento de planificarlo todo. Lo primero que hace falta es tener una buena guía y planificar el viaje con tu coche para saber qué vas a encontrar en cada punto del camino y, por supuesto, saber el destino al que quieres ir. A partir de ahí, hay un buen compendio de factores a tener muy en cuenta.

En ese sentido, el del trazado de la ruta como tal, las principales plataformas que podemos encontrar como Guia Repsol Campsa, Vía Michelín o Google Maps, tal y como informan en https://gpspara.com/calcular-ruta-en-coche/. Contar con alguna de estas como aliadas es esencial para que el viaje sea mucho más fácil de llevar a cabo.

Pero no es, ni de lejos, lo único que hace falta para que tu ruta en coche desemboque en un viaje inolvidable, en uno que valga la pena hacer y que, sobre todo, se pueda disfrutar sin preocupaciones. ¿Quieres coger el volante y recorrer kilómetros con tu coche? Pues antes de meter la llave, vamos a contarte todo lo que necesitas.

¿Qué debo tener en cuenta antes de hacer mi ruta en coche?

Es muy importante hacer una planificación de lo más completa para un viaje en carretera, sobre todo si es un trayecto largo y si vamos a desplazarnos por España o por Europa: Portugal, Italia o Grecia. Puede ser más o menos largo, pero sin duda hay que cumplir una serie de puntos esenciales para que no se convierta en un caos. A continuación, vamos a repasar esos aspectos esenciales que deben formar parte del plan inicial desde el primer momento.

Destino

Por lo general, el principal motivo por el que hacer un viaje por carretera es llegar a una localización en concreto. Piensa primero cuál es el destino al que quieres llegar para poder comenzar a trazar una hoja de ruta adecuada. Cuando lo tengas claro, podrás pasar al siguiente punto.

Camino a seguir

Quizá uno de los aspectos más complicados a la hora de planear tu ruta en coche. ¿Qué camino tienes pensado tomar para llegar a tu destino? Si lo haces bien, es posible que pases por ubicaciones interesantes en tu ruta y que, así, todo el viaje sea mucho más completo y divertido. Controla carreteras, autopistas y autovías a usar, porque además influirán en el combustible consumido.

¿Hay peajes en el recorrido?

Ten especial cuidado con este aspecto. Si vas a coger autopistas, sobre todo, te vas a topar en el recorrido con peajes en los que tendrás que pagar por pasar. Si quieres llegar a un lugar en el menor tiempo posible, es probable que esta sea la opción más adecuada; pero, si prefieres ir con calma y no te importa pasar algo más de tiempo conduciendo, entonces puedes evitarlos. Tenlos muy en cuenta, porque a veces pueden ser un gasto importante.

Paradas

Otro aspecto importante a planificar son las paradas que se vayan a realizar. Evidentemente, si la distancia es larga, no puedes ni debes hacer el camino directo sin parar en ninguna ocasión, ya que puede ser todo un peligro. Es aconsejable parar cada dos horas o cada 200 kilómetros para poder despejarte y evitar el cansancio.

Además, si la ruta es especialmente larga, puedes aprovechar para hacer paradas durante el recorrido en diferentes pueblos o parajes para sacar más partido de tus descansos.

Lugares de interés en el itinerario

En relación con el punto anterior, la mejor manera de explotar cada parada que hagas es ubicándola en algún lugar de interés en el itinerario. Si tienes planeado un viaje por carretera que pase por varias ciudades o pueblos interesantes, ¿por qué no alargarlo un poco más y pasar algún día que otro en ellos?

Así puedes conocer mejor cada lugar y, de paso, hacer que tu viaje sea mucho más interesante y divertido.

Alojamiento

Uno de los aspectos más importantes de todo lo relacionado con la planificación de tu viaje por carretera es, sin duda, el hospedaje. Si vas a hacer más de una parada para ir conociendo lugares interesantes, es imperativo que antes mires cuáles son los mejores alojamientos en cada lugar.

Hoteles, moteles, albergues, apartamentos o incluso campings pueden ser opciones válidas para descansar bien y reponer fuerzas de cara a una nueva jornada de viaje. Cuadra bien las ubicaciones y los precios para que no te salga demasiado caro.

Con todo esto bien atado y preparado, tu viaje por carretera se va a limitar a ver el cuentakilómetros crecer y a disfrutar de cada kilómetro recorrido. Deja las preocupaciones a un lado y goza de lo que una buena ruta puede ofrecer. Desde lo gastronómico a lo cultural, sin duda un viaje de este tipo te puede llevar de la mano a lugares que jamás habrías imaginado que encontrarías. Te lo recomendamos.

Uso de aplicaciones para móvil

A día de hoy es muy interesante el uso de aplicaciones gratuitas que podemos emplear directamente desde nuestro teléfono móvil que nos pueden ayudar a la toma de decisiones no planificadas, como puede ser parar a comer en un momento determinado o encontrar la estación de servicio más cercan. 

Para ello tenemos a nuestro alcance algunas de las más conocidas como son la app de Race, Via Michelin, DGT o incluso otras de navegación y de estado del tráfico en tiempo real como son Google Maps o Waze. Todas ellas nos aportan buena cantidad de información para que la ruta de nuestro viaje, larga o corta, se haga lo más sencilla posible.