Las termas y balnearios son una alternativa que gana adeptos, ya que libera el estrés, eleva la serotonina, elimina toxinas y convierte las estancias en estos lugares en una manera de equilibrar el cuerpo y la mente. Todo un paraíso de relax y cuidados exquisitos para hacer que vuelvas como nuevo a tu rutina diaria.

4003492

La civilización romana ya tenía entre sus costumbres cotidianas los baños purificadores que podían estar en las propias villas o en recintos públicos que recibían el nombre de therma y formaban parte de la vida social. 

Uno de estos establecimientos se encuentra en el pueblo de Las Caldas, a ocho kilómetros de Oviedo, en el principado de Asturias. Este balneario se abrió por primera vez a finales del siglo XVIII, cuando se descubrió el beneficio de las aguas que discurrían por el lugar. La clase aristocrática y pudiente comenzó su peregrinaje y tomar baños allí se convirtió en una costumbre. Se construyó el Gran Hotel que unía con una pasarela de hierro el complejo en esta villa termal. La reina María Cristina fue una de las primeras en probar esas aguas milagrosas.

LAS-CALDAS

Las Caldas Villa Termal es fruto de la restauración integral del Balneario de Las Caldas, establecimiento que abrió sus puertas por primera vez en el año 1776. Tras varios siglos ofreciendo sus servicios termales como Balneario, en el año 2003 cierra sus puertas para iniciar un proceso de transformación integral y dar paso a un innovador concepto que integra la salud, el deporte y el bienestar.

balneario-real

Convertido en un Wellness Clinic Resort de referencia en el ámbito nacional, que te ofrecerá siempre un servicio exclusivo, personalizado e integral guiado por un equipo de profesionales del ámbito de la medicina, la nutrición y el deporte.

En la actualidad, el balneario de Las Caldas es uno de los destinos preferidos por una clientela que busca una experiencia saludable que combina la tradición de las aguas mineromedicinales con tratamientos exclusivos. Un lugar integrado por un equipo multidisciplinar de profesionales del mundo de la medicina, la salud, la nutrición y la belleza, además de la 'balneroterapia'. A esta oferta se une la posibilidad de practicar golf, senderismo y un turismo deportivo que incluye rutas en bicicleta o a caballo por el impresionante entorno que rodea al Gran Hotel de cinco estrellas. Los más atrevidos pueden optar por el descenso del rió Nalón en canoa.

Lascaldas04

Una oferta tan variada como las propuestas que ofrecen las propias instalaciones, con zonas de piscinas de contrastes como el Aquaxana, baños de agua fría, caliente, turco, sauna, chorros de agua a diferente temperatura que sueltan la musculatura y una lista de cuidados especiales y personalizados con dietas Detox y programas de adelgazamiento con menús atractivos que no requieren demasiado esfuerzo.

imagen-sin-titulo

Uno de los atractivos de este balneario es la zona privada que el cliente puede reservar para su uso privado. Hay una estancia que emula un pequeño salón de té con chimenea y da paso a un jacuzzi y a la sala de las Columnas, que era la antigua capilla de Las Caldas y que ha sido reconvertida en piscina de flotación con una concentración salina similar a la del Mar Muerto.

709060_image2140506_0

Deportistas de élite y profesionales del mundo de la empresa acuden a Las Caldas para su puesta a punto.

Una experiencia única a la que se suma una lista de tratamientos especiales como masajes a la carta, envolturas en barro, en chocolate y algas, aplicaciones de fango, té verde, rosa mosqueta, aceites esenciales, hidratantes y adelgazantes que equilibran el cuerpo y la mente. Y todo ello rodeado de un entorno natural y lleno de historia. Una escapada que merece la pena disfrutar.

xlascaldas.jpg.pagespeed.ic.cmJ8zG7iND