Cartagena, una de las ciudades que tiene en su catástro más siglos de Historia en España y en Europa, una de las urbes mas antiguas del mundo y de la civilización, ha sido el escenario de la conferencia pronunciada por nuestro director, Eduardo García Serrano, a instancias de la Asociación Cultural Rosas Negras, cuya alma mater, dicho sea sin menoscabo del resto de los integrantes de la asociación, es el abogado y escritor cartagenero Antonio Casado Mena quien, por su talante y su valor merecería, además de ser cartagenero, que ya es suficiente titulo, llevar el gentilicio de cartaginés. La verdad es que desde que conocí a Antonio Casado Mena siempre le imagino cruzando los Alpes con Aníbal, ¡qué le vamos a hacer!

La amistad de nuestro director con Antonio Casado Mena es tan profunda como reciente, viene de un prólogo: el que el editor del Correo de Madrid y director literario de la editorial de esta casa, Álvaro Romero, le solicita hace poco menos de un año a Eduardo García Serrano para el pórtico de la magnifica novela histórica de Antonio Casado Mena “El Último Linchamiento”. Dicho y hecho. A raíz de ese primer encuentro literario surge la proposición, por parte de Antonio Casado Mena, de que nuestro director acudiese a Cartagena a pronunciar una conferencia en el marco de las numerosas actividades que organiza la Asociación Cultural Rosas Negras.

También dicho y hecho. La conferencia de nuestro director versó sobre los orígenes del separatismo español y fue presentada, además de por el propio Casado Mena, por el maestro de periodistas Luis Fernández Villamea, quien hizo una conmovedora semblanza del padre de nuestro director, Rafael García Serrano, “el mejor prosista español desde Quevedo hasta nuestros días, al que siempre se le negó el Premio Cervantes por su irrenunciable condición de falangista”.

 

Eduardo García Serrano hizo un recorrido histórico del separatismo español, fundamentalmente el vasco-catalán, desde el Corpus de Sangre en la Barcelona de 1640 hasta el proceso de los traidores independentistas que están siendo juzgados en el banquillo del Tribunal Supremo por el referéndum hispanicida del 1 de octubre de 2017 y la posterior proclamación parlamentaria de la nonata República Independiente Catalana. Deteniéndose especialmente nuestro director, precisamente por estar en Cartagena, epicentro del Movimiento Cantonalista y la posterior Guerra de los Cantones, en la figura del personaje que lideró la independencia de Cartagena durante 185 días en la I República, Antonio Gálvez “Antonete”, que fue el detonante de la caída de aquella primera República española de 1873, que siendo tan nefasta como la II República de 1931, tuvo una ventaja sobre ésta: que sólo duró once meses.

 

Al finalizar la cena que puso el broche de oro a la conferencia de Eduardo García Serrano en la Asociación Cultural Rosas Negras, Antonio Casado Mena obsequió, en nombre de todos los miembros de la Asociación, al director de El Correo de Madrid con un precioso busto de la Virgen de la Caridad de Cartagena que, como dijo Eduardo García Serrano, ya ocupa un lugar preeminente en su despacho entre los retratos de José Antonio Primero de Rivera y de Francisco Franco.

WhatsApp_Image_201-05-1_at_2227

WhastsApp_Image_201-05-1_at_2227

WhatsApp_Image_201s-05-1_at_2227

WhatsApp_Images_201-05-1_at_2227