El último barómetro del CIS estima que VOX podría lograr un 1,9% de los apoyos, lo que le concedería algún asiento en el Congreso.

Su resurgir se ve como una amenaza electoral tanto para el PP como para Ciudadanos, y los comicios autonómicos en Andalucía serán el primer escenario en el que Vox medirá fuerzas, más allá de las encuestas y del ruido mediático generado a su alrededor.

Eugenio Moltó García, veterinario de profesión –funcionario del SAS–, encabeza la lista de Vox por la provincia de Málaga para las elecciones andaluzas. Moltó militaba en el PP desde 2004, tras los atentados del 11M y la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero; ocupó cargo orgánico dentro del PP local de Estepona y fue como suplente en las municipales de 2011. Explica que se empezó a alejar del PP tras el Congreso de 2008 en Valencia, en el que Rajoy soltó amarras con el aznarismo.

El mismo día que se anunció el nacimiento de Vox, se dio de baja del PP para afiliarse al nuevo partido. “Habían vaciado de contenido ideológico al PP y todo lo que echaba de menos lo encontré en el ideario de Vox”, subraya, apuntando lo que muchos de sus compañeros señalan: “Cambié de siglas para no cambiar de ideas”.

PHOTO-2018-11-17-13-14-33