El Consorcio Regional de Transportes ya ha anunciado que las obras de mejora de la línea 1 del Metro de Madrid comenzarán el próximo domingo 3 de julio, 15 días después de la fecha que se había previsto inicialmente. Lo ha hecho después de que se haya resuelto el conflicto entre Renfe-Cercanías y el Sindicato de Maquinistas SEMAF, que ha retrasado el proyecto, pero que garantiza la prestación del servicio tanto de Cercanías como el refuerzo del mismo.

 

Y es que la oferta de plazas de Cercanías es fundamental dentro del Plan de Movilidad que el Consorcio Regional de Transportes ha establecido con motivo de las obras de la línea 1 de Metro, de forma coordinada entre la EMT, Metro y Cercanías. Es necesario asegurar el correcto funcionamiento de todos los medios de transportes y la intermodalidad entre ellos, de manera especial en Vallecas, donde el servicio de Cercanías es una de las alternativas con mayor demanda de usuarios.

 

Estas obras de la línea 1 de Metro se prolongará durante 133 días, en los que se trabajará las 24 horas del día, siete días a la semana. Un total de 14 grupos de trabajo intervendrán en un tramo que comprende 23 estaciones, donde se llevarán a cabo labores de consolidación del túnel y la sustitución de la actual catenaria tranviaria por una rígida más moderna y mucho más segura. Las obras cuentan con una inversión por parte de la Comunidad de Madrid de 69,8 millones de euros. Se trata de la mayor inversión realizada en los últimos diez años para la renovación de una línea. El corte parcial (en 23 de las 33 estaciones de la línea) tendrá lugar entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe, estando operativas estas dos estaciones y el resto de la línea.

 

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una campaña de información a los viajeros a través de todos los medios disponibles y en colaboración con el 012, el Consorcio de Transportes y la EMT. Se trata de una campaña multicanal que se desarrollará presencialmente en el interior y exterior de las estaciones con personal de Metro y con material de apoyo como expositores, cartelería y unas tablets con todos los datos del cierre. Asimismo estará presente en la megafonía de toda la red y, de forma destacada, en todos los canales digitales de Metro: redes sociales, página web y aplicaciones para móviles.