Alicia Verónica Rubio Calle, filóloga y profesora de educación física, así como experta en la ideología de género, tertuliana en programas de radio y televisión, escritora de novelas y ensayos, es miembro de la Ejecutiva Nacional de VOX y candidata del partido a la Asamblea de Madrid.

 

Usted se ha convertido en el adalid de la lucha contra la ideología de género. ¿Cuál es el problema con esa teoría?

 

Se trata de una ideología con herramientas propias de los totalitarismos (imposiciones, pérdida de derechos, estatalismo, adoctrinamiento de menores) y con nefastas consecuencias (fracasos vitales, infelicidad, discordia social, reducción poblacional).

 

Hace 2 años fue cesada como jefa de estudios de un colegio de Leganés por publicar su libro "Cuando nos prohibieron ser mujeres y os persiguieron por ser hombres". ¿No es que la Constitución garantiza la libertad de expresión?

 

No fui cesada de forma directa por el libro, sino porque debido a su publicación se me estigmatizó con los “pecados progres” y se me culpó de machista, homófoba y de decir en Intereconomía que los profesores adoctrinaban en las aulas. El claustro pidió mi dimisión y como me negué, pidió mi cese.

 

La libertad de expresión es una de las pérdidas de derechos que conlleva esta dictadura de la corrección política. En teoría la hay, pero en la práctica sólo para unas ideas y unos grupos concretos. Si te sales del discurso oficial tienes problemas.

 

Ha sufrido varios escraches y amenazas por parte de grupos ultrafeministas y de extrema izquierda. ¿No se arrepiente de haberse metido en esa liza?

 

Me han perseguido en numerosas conferencias y presentaciones del libro y en bastantes casos han conseguido que se me retirara la sala, o se me engañara poniéndome disculpas de última hora. Otras veces reventaban el acto desde dentro. Pero no me arrepiento. Se ha roto la espiral del silencio y yo he contribuido a ello. Además, alguien tenía que hacerlo.

 

Las encuestas indican que VOX podría obtener buenos resultados en la Comunidad de Madrid. ¿Cuáles serían las medidas clave de un gobierno autonómico liderado por su partido?

 

Derogación de las diversas leyes ideológicas que tienen apartados o son competencia de las comunidades autónomas, libertad educativa, desmontaje de los entramados de adoctrinamiento escolar, reducción de subvenciones a grupos de presión, fomento del empleo, redistribución de las ayudas públicas, ayudas a familias, reducción de impuestos autonómicos ...son tantas las cosas que hay que abordar.

 

¿Podrán encontrar apoyo político fuera de sus filas para realizar ese programa ambicioso?

 

Yo creo que poco a poco muchos políticos que simplemente estaban engañados y no vendidos a intereses ajenos al bienestar de los españoles, comenzarán a calibrar las consecuencias de dar derechos a unos colectivos en detrimento de otros, gastar dinero público sin control, saquear a los españoles para pagar todo el tinglado del género, autonómico y separatista y educar a los menores en teorías diversosexuales acientíficas. Creo que sí, que comienza a abrirse paso la cordura.

 

¿Por qué deberían votar los madrileños a VOX y no a los demás partidos de la centroderecha?

 

Porque si votas a los naranjas no sabes si tu voto terminará apoyando a Sánchez o secundando leyes liberticidas y porque el PP ya ha tenido tiempo de sobra para haber hecho algo por resolver las consecuencias del zapaterismo y no lo ha hecho. Por eso no es creíble que ahora, con gran parte del equipo de Rajoy en la cúpula, vaya a hacer nuevas políticas. Creo que VOX es el último tren a la cordura y al sentido común. El último tranvía a la salvación de España. Y cada vez más gente quiere tomarlo.

 

Sin embargo, las elecciones generales las ha ganado el PSOE, según algunos analistas, porque Vox ha dividido a la derecha...

 

Vox no ha llegado para dividir nada, sino para representar a muchos ciudadanos que no se veían representados. Si algo ha dividido a la derecha sociológica ha sido la invitación de Rajoy a que conservadores, liberales y provida abandonaran sus siglas, ya que no tenían cabida. Y desde luego, lo que podría llamarse traición a sus votantes dejando intacto todo el legado legislativo de Zapatero. Te estafan, te invitan a marcharte y, cuando te vas, resulta que estás dividiendo a la derecha. Vox no ha venido a dividir, sino a volver a establecer las líneas de la cordura e invitar a los partidos sensatos a volver a ellas. Andalucía es un buen ejemplo.


¿Si consigue el escaño, podrá compaginar la política con el trabajo docente?

 

Yo ya tuve que dejar mi carrera docente por el nivel de acoso y persecución que soportaba de padres, profesores y alumnos de determinado color político. La figura del docente en un sistema de totalitarismo ideológico con persecución del disidente es muy vulnerable. La acusación de un menor adoctrinado, la negativa de algunos padres a que des clase a sus hijos con la consiguiente campaña en los medios puede hundirte para siempre. De todas formas, no sería posible compatibilizarlo. Mi intención, si llegamos a la Asamblea, es seguir luchando por los valores y las ideas que me han movido hasta ahora. Y eso me va a dar mucho trabajo.