Es muy triste dejar la tierra que nos vio nacer, nuestra familia y nuestros amigos! Son decisiones valientes motivadas por lograr un sueño, el cual siempre comienza con una pesadilla, y donde hay que acostumbrarse de nuevo a todo; pero sobre todo a volver a vivir. ¡Es algo así como si tuvieses que morir para volver a vivir!

En 2008 empezó la crisis económica en España más de un millon de inmigrantes llegaron a Alemania los Españoles escaparon de la crisis, desahucios , embargos más de 5 millones de puestos de trabajo se perdieron autónomos en el umbral de la extrema pobreza . Cuatro años después mi familia yo decidíos tomar el mismo rumbo, también huyendo de la crisis, y del hambre y extrema pobreza , me vine de una ciudad pequeña, casi un pueblo, con una pequeña población, hasta una metrópolis, con mas de 80 millones de caras diferentes. Me despedí del pueblo que odié, donde tu pasado está al descubierto, yo siempre me consideré una persona libre, y aquello a la gente le espantaba, sentía que allí la mayoría me juzgaba por mi forma de vivir, no había mucho que hacer allí, también el peligro rondaba por las calles, y las personas tienen una mentalidad cerrada. Y aunque lo odié en su momento, ahora me sumerge la nostalgia de regresar algún día.

Mi último año en aquel pueblo donde viví lo resumiría en depresión, depresión y desanimo. Era una combinación de problemas con los demás y conmigo mismo Y culpa de la crisis económica de deshucio en desahucio sin trabajo sin dinero sin futuro mis hijos en la extrema pobreza

Ese 3 julio tomamos un vuelo directo desde la Madrid hasta el aeropuerto Düsseldorf , ya yo había soñado con ese día, me dijeron que es aquí donde los sueños se hacen realidad, y no mentían.

Ahora aquí estoy y sobreviví. ¿Cómo se siente? Me siento invisible, me siento como en un océano donde me estoy ahogando y trato de sobrevivir. A veces me gusta subir hasta lo más alto y observar a las personas, a los coches el movimiento, y sentirme imperceptible. Parece que el reloj va corriendo más rápido, especialmente aquí, me he nombrado un explorador de la ciudad de Wuppertal explorador de personas, historias y culturas, es una mezcla de locura, libertad, individualismo, caos, inspiración, movimiento. La locura es lo que la hace una mezcla perfecta.

Me salieron ojeras, a todos nos salen ojeras en algún momento de nuestra vida, supongo. Aquí nunca estás solo, la soledad está presente. Vivir aquí es encontrar tesoros escondidos como aquel café Bar celonia es preocuparse por dinero y guerrear para pagar la renta, pero creo que vale la pena. Vale la pena mirar a tu alrededor y sentirte en un museo, edificios de arquitectura neogótica, art deco, moderno y postmoderno, ir a aquel bar donde se presentaron artistas como encontrarse en el mismo espacio donde Röntgen vivió , o en aquel edificio donde Röntge solía crear sus obras en su estudio cerca Remscheid , y miles de relatos más.
Röntgen el padre de la radigrafia

Todos los saben, es una ciudad difícil. Pero nadie me dijo que sería fácil, y aquí estoy. Sobreviví y me creo más fuerte, creo que gané una batalla donde estuve sin armas. Gracias, Alemania por hacerme sentir libre, por ser yo y mis experiencias de película. Ahora estoy en el tren colgado Schwebebahn y veo a través de la ventana, observo la ciudad, me doy cuenta de que Wuppertal es tal cual nos imaginamos, es mágica, es un misterio, como una mujer hermosa: puedes observar su belleza exterior, y si la quieres conocer a fondo te darás cuenta de que esa mujer tiene también su lado oscuro. ¿Pero quién dice que en la oscuridad no puede haber belleza? Todos estamos llenos de secretos y sombras, la mente es un misterio. En ese momento en que veo desde mi ventana aparece la Estatua de la necturno y me recuerda la razón por la que estoy aquí. La vida es un viaje. Gracias, Wuppertal sobreviví.

Jose Mateos Mariscal