Para qué explicar a un niño que hay que estudiar y dominar la lengua española, si cualquier analfabeto puede llegar a miembro (o "miembra") de Gobierno. (Chema Leiva dixit)

 

O como dice hoy nuestro colaborador en El Correo de Madrid, Luis Montero Trénor sobre el tuit de Reyes Maroto: "Un capítulo más del holocausto ortográfico que asola nuestra excivilización. Pero con matiz macabro y deprimente: al parecer, esta tía es ministro de algo".

Captura_de_pantalla_201-02-15_a_las_2206

Como ha dicho Herrera, 

En su programa 'Herrera en COPE', el comunicador ha insinuado que es como si le dijeran a ella que el Gobierno es un “gobierno vulvar”, porque tiene “mucha vulva”.

“Es ordinaria hasta para esta cosa. No solo es sectaria, además en su desempeño, una perfecta inútil, sino que además se permite estas genialidades”, ha sentenciado, después de que la Ministra dijera que no, que no se había equivocado al querer decir tricéfala y que no había sido una equivocación y que hacía esta definición en el contexto de "un exceso de testosterona de la fotografía de la plaza de Colón". 

Pues seguramente hoy en la comparecencia en el Consejo de Ministros cuando ha cometido tremendos errores que a buen seguro supondría un suspenso a quien hubiera de superar las pruebas de acceso a la abogacía que miles de grados en derecho han de aprobar tras sus estudios y superación del máster postgrado. Dolores Delgado ha confundido reiteradamente un Real Decreto-ley (el famoso decretazo del que tanto ha abusado ilegalmente su gobierno) con un Real Decreto; la ministra Delgado se ha referido al Delegado de Gobierno de la Comunidad de Madrid con el del franquista cargo de gobernador civil; y, en fin, la ministra de Justicia no sabe si el expediente lo ha instruido su amiga Cristina Latorre o varios “instructores” como ha dicho, no se sabe si “trifálicos” o no