El Cabildo de Gran Canarias está en el epicentro de la polémica. La institución, que está en manos de Nueva Canarias junto con el apoyo del PSOE, ha conmemorado el 43 aniversario de la proclamación de la "República Árabe Saharaui Democrática" a través de la publicación de unos cartelones en la Consejería de Solidaridad Internacional. Nada que pueda parecer fuera de lo habitual, hasta que se analiza el contenido de los posters.

 

“Se ofrece una versión sin rigor y tendenciosa sobre la historia y la situación política del Sáhara Occidental. Contraviniendo el interés nacional de España, se le da un tratamiento implícito de nación a Canarias, con un deseo claramente diferenciador del resto del territorio”, asegura un vecino que ha preferido permanecer en el anonimato a El Correo de Madrid.

 

Los vecinos consultados consideran que, para evitar “una lectura tendenciosa” en próximas oportunidades, es fundamental que “las competencias en política exterior sean exclusivas del Gobierno de España y del Ministerio de Asuntos Exteriores, y no de administraciones locales”.

 

Cuidar los recursos públicos

 

Preocupados por el uso de los recursos públicos, los vecinos se cuestionan el coste que ha tenido la conmemoración del 43 aniversario de la proclamación de la "República Árabe Saharaui Democrática". No sólo por los cartelones, sino también por el acto de cierre que contó con la presencia de un profesor de la Universidad de Lyon, así como del consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez; y de una agrupación musical.

 

El gasto público es, actualmente, una sangría económica para los españoles y un privilegio para quienes ocupan un puesto en alguna de las diferentes y sobredimensionadas administraciones públicas”, denuncian los vecinos.