Los rojiblancos se llevaron tres puntos de oro en un campo a priori difícil, gracias sobre todo a los tantos de Antoine Griezmann (23’), Fernando Torres (71’) y Yannick Carrasco (84’). Por el Valencia marcó Chéryshev en el 27’, que tuvo que retirarse lesionado. El equipo notó, y mucho, su ausencia, sobre todo en el 80’, cuando Santos vio la doble amarilla y el equipo de Neville se quedó con 10.

 

Fernando Torres consiguió su gol 103 con la camiseta de su equipo de toda la vida, forzó la expulsión de Santos y celebró su partido 300 como Atlético. Un club que ha reencontrado al ‘Niño’, que continúa luchando por demostrar que sus colores no son otros que los rojiblancos. Se reivindica el de Fuenlabrada para hacer ver a la directiva y al ‘Cholo’ que sigue siendo necesario en la plantilla. Con actuaciones como las de los últimos partidos, puede conseguirlo.