Como venimos contando los grandes lobbies de poder que controlan las redes sociales han declarado la guerra a todo pensamiento disidente, bloqueando contenidos y hasta las mismas cuentas, principalmente en facebook y en Twitter.

Abascal puso en su cuenta de Twitter el últimatum que han mandado a la red social exigiendo que desbloqueen la cuenta antes de llevar el asunto a los tribunales.

Acabamos de enviar un burofax a @TwitterEspana donde les requerimos que de manera inmediata desbloqueen la cuenta de VOX. En caso de no hacerlo, VOX procederá a interponer las acciones legales necesarias para proteger nuestros derechos fundamentales vulnerados.

Es de valorar la actitud valiente del líder de Vox que no se baja los pantalones ante uno de los gigantes de las redes sociales y le desafía con firmeza.

Muchas veces el mal avanza porque el bien no le hace frente. La clave está en no tener miedo y actuar por convencimiento hasta las últimas consecuencias.