Una vergüenza más del Obispado en general y del de Osma (Soria) en particular. Desde el Correo de Madrid no criticaríamos esta nota del Obispado si hubiéramos visto otra cuando los curas separatistas hablan en las iglesias o cuando el Presidente de la Generalitat se encuentra en el Monasterio de Montserrat solidarizándose con los separatistas encarcelados.

 

¿Cuál es el hecho gravísimo de Alfonso García, párroco de Castilruz, para que el Obispado emita un comunicado?

Pues unas declaraciones al Diario de Soria que decía lo siguiente:

«Conozco a Santiago antes incluso de que él naciera»

Tan estrecha es su relación con el líder de Vox que este párroco nacido en Salduero, en plenos Picos de Urbión hace 59 años, «18 más que Abascal» –puntualiza–, que vive en Ágreda y oficia misa en Castilruiz y otros trece pueblos de su entorno, fue quien casó al líder de Vox el pasado 19 de junio con su actual mujer,Lidia Bedman, en San Vicente de Raspeig (Alicante), de donde es ella.

No sólo defiende el «esfuerzo, el trabajo y la personalidad» de Santiago Abascal, sino también lo que Vox, el partido creado por el hombre al que desposó recientemente, propugna. Por eso, el párroco soriano no duda en afirmar que «Vox no es de extrema derecha, es de extema necesidad».

«Cuando la gente me ve por ahí con él y me dice, ‘te codeas con la extrema derecha’ yo les matizo, ‘me codeo con la derecha’». Y, de nuevo, insiste: «Vox no es un partido de extrema derecha, es un partido de extrema necesidad. Yo así lo creo».

Alfonso García aclara el porqué de esa «extrema necesidad» de Vox en la sociedad actual. Y es que, según sus palabras, hoy en día hay valores que están en riesgo o para romperse. Y aquí habla de «la unidad de España, la familia, la bandera, las tradiciones por la llegada masiva de la inmigración…».

Resalta a la vez que recuerda cómo «les quemaron varías veces la tienda que tenían en el pueblo, donde vendían sábanas, ropa interior de mayores y mantelería de mesa camilla, y en la explotación que tenían de caballos, que alquilaban para bodas y otros eventos, los animales aparecieron en varias ocasiones con pintadas de Gora ETA, viva ETA y el símbolo de una diana».

Habla a menudo con Santiago Abascal, ya sea en persona, cuando este último va de camino a Vitoria, donde vivió el presidente de Vox hasta que se separó de su anterior pareja, o por teléfono. «Y cuando hablamos de todos los temas, de la inmigración, del respeto a la familia… podemos estar más o menos de acuerdo», indica García Bermejo, quien no duda en afirmar que lo que más le pide a «Santi» es «que insista en la defensa de los valores de la familia y de la Iglesia; que se siga pudiendo poner el belén, que se pueda celebrar la Semana Santa o que es una pena que esta ley de género sea de este modo»

 

Comunicado de prensa del Obispado en 24 horas que todavía estamos esperando en otros casos

Ante las declaraciones del sacerdote diocesano Alfonso García Bermejo recogidas en el día de hoy por el periódico EL MUNDO HERALDO-DIARIO DE SORIA, la Diócesis de Osma-Soria puntualiza cuanto sigue:

  1. Las declaraciones del sacerdote diocesano son exclusivamente a título particular; no pueden considerarse, por tanto, un posicionamiento oficial de la Diócesis de Osma-Soria sobre ninguna cuestión política o partidista.
  1. Siguiendo las enseñanzas del Concilio Vaticano II, la Iglesia no se identifica con ningún proyecto político. En efecto, “la Iglesia, por razón de su misión y de su competencia, no se confunde en modo alguno con la comunidad política ni está ligada a sistema político alguno” (GS n. 76). Ahora bien, “es de justicia que pueda en todo momento y en todas partes predicar la fe con auténtica libertad, enseñar su doctrina social, ejercer su misión entre los hombres sin traba alguna y dar su juicio moral, incluso sobre materias referentes al orden político, cuando lo exijan los derechos fundamentales de la persona o la salvación de las almas, utilizando todos y solos aquellos medios que sean conformes al Evangelio y al bien de todos según la diversidad de tiempos y de situaciones” (GS n. 76).
  1. En consecuencia, y teniendo presente la praxis común en la Iglesia, ningún sacerdote puede presentarse ante la opinión pública manifestando su apoyo a una opción política determinada.

Soria, 9 de diciembre de 2018