A Puigdemont se le acaba el chollo o visto de otra manera le está durando demasiado, un prófugo de la justicia, un cadáver político sigue vivo apurando todas las opciones que les otorga las garantistas leyes europeas, pero todo hasta cierto punto.

La vicepresidenta del Parlamento Europeo Ewa Bozena Kopacz ha comunicado hoy que la institución ha puesto en marcha el procedimiento para votar el levantamiento de la inmunidad del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su exconsejero Antoni Comín.

La petición de suplicatorio remitida por el Tribunal Supremo será examinada en la Comisión de Asuntos Legales de la Cámara, que deberá remitir una recomendación a la Eurocámara. El pleno tendrá la última palabra por mayoría simple. Populares, socialdemócratas y liberales europeos ya han sugerido que darán luz verde al suplicatorio. Aun sí, Puigdemont, cuya formación se alineó con la derecha para rechazar la investidura de Pedro Sánchez, ha insistido este jueves en preguntar a los socialistas, liderados por la española Iratxe García, si piensan votar a favor del suplicatorio "con los fascistas de Vox".