Del "simpático" discurso de Ivan Espinosa de los Monteros en el discurso de Las Rozas: