En diciembre de 2016 Cifuentes impuso una multa a un director de colegio por criticar esa ley. Que un gobierno imponga una sanción administrativa para censurar el ejercicio de un derecho fundamental contra la libertad de expresión, al margen de los jueces, es una actuación propia de una dictadura. Un poco después, Cifuentes multó también a la asociación HazteOir.org por editar un libro denunciando ese tipo de leyes ). La sanción se impuso por la vía administrativa a pesar de que ni la Fiscalía ni la Justicia observaron delito alguno en dicho libro. Una vez más, el PP estaba copiando mecanismos de censura típicamente dictatoriales, pero al usarlos recibía el aplauso de la izquierda política y mediática más liberticida.

En octubre de 2018, un Juzgado condenó a la Comunidad de Madrid por lesionar hasta diez derechos fundamentales del citado director al imponerle aquella multa por criticar esa ley. Muchos medios que jalearon esa sanción dictatorial ocultaron la publicación de esa sentencia.Televisión Española, Telemadrid, Antena 3, La Sexta, Telecinco, la Cadena SER, El País, El Mundo, Abc, La Razón, Europa Press, El Español, Público y El Diario de Ignacio Escolar ocultaron esa resolución judicial después de jalear la persecución contra ese director. No les beneficiaba que sus lectores supieran que habían estado apoyando una ley que lesiona derechos fundamentales.

Ahora el PP exige censurar una campaña porque recuerda su apoyo a esa ley

Hace unos días, y en el marco de la campaña para las elecciones generales, la asociación HazteOir.org puso vallas publicitarias recordando el apoyo de Javier Maroto, número tres del PP, a esas leyes. En la valla en cuestión (se puede ver aquí) se limitan a recordar lo que dijo el propio Maroto en Twitter el 10 de enero: que la ley LGTB “se queda”. Y eso a pesar, insisto, de que la Justicia ha demostrado que se está usando esa ley para atentar contra derechos fundamentales. El PP ha ido de sobrado apoyando esas leyes, tal vez pensando que no le pasarían factura, pero en Génova 13 han entrado en estado de pánico ante la fuga de votos hacia Vox, y eso ha llevado al PP a perder los papeles. El 17 de abril, el partido de Casado presentó una reclamación a la Junta Electoral de Zona de Madrid (ver PDF), en la que pide la prohibición de dicha campaña, alegando que pretende “influir en la orientación del voto de los electores, creando intencionadamente una asociación de la persona con la idea para provocar rechazo de voto hacia la citada candidatura”Es decir, que el PP reconoce que su apoyo a esa ley provoca rechazo entre sus votantes. ¿Y por qué no retiran su apoyo a esas leyes en vez de censurar al que lo recuerda?

FUENTE: http://www.outono.net/elentir/2019/04/21/nervios-en-el-pp-pide-prohibir-un-anuncio-por-recordar-su-apoyo-a-una-ley-mordaza-progre/