Me gustó lo que dijo el señor Santiago Abascal, de crear empleos y a ser posible con los que se pueda vivir (de cajón), de estar en contra del aborto, de estar en contra de la inmigración ilegal  y sobre todo en contra de las ''oligarquías progres y globalistas'', hasta ahí, me gustó.

Lo que no me gustó es el toque liberal que como es ya costumbre también en Vox, siempre sale a la luz. Lo de la defensa de la familia, bien, pero no matizó con familia ''tradicional''. Lo de ''volver Cataluña al orden constitucional'', cuando es ese mismo ''orden'' constitucional el que ha creado y abierto la puerta a este ''desorden'' pavoroso territorial que sufre España. Lo de hacer un ''guiño'' a la monarquía parlamentaria, es decir, liberal, esa en la que el rey reina pero no gobierna manteniéndose en un papel como de espectador convirtiéndose con ello en ''rey estatua''. Lo de criticar las autonomías pero dice luego eso de ''igualdad de todos los españoles'', cuando no se puede gobernar igual a todos los españoles debido a la rica y variada diversidad regional española, que debe ser protegida. Lo que yo hubiese dicho ahí es, por ejemplo, lo de rescatar o potenciar las diputaciones forales, pero claro, yo no soy liberal. Y, ah, que se me olvida, critica la ley de memoria histórica y a la llamada ''izquierda'' (para mi la anti-España), con razón, pero por otro lado le faltó alabar la figura del Caudillo.

Tampoco se puede apoyar por un lado a la familia y por otro lado hacer otro guiño esta vez a los homosexuales,  aunque claro, en su caso pasaría el corte ya que como he dicho no matiza eso de familia ''tradicional''. Y luego, por supuesto, eso de la soberanía nacional, una de las ''grandes panaceas'' liberales. En fin, ya hablaba sobre ello por ejemplo José Antonio Primo de Rivera, y creo que más o menos decía así, ''la libertad concluye bajo el imperio de las mayorías''.

Y es que no se debe olvidar que Vox se denomina a sí mismo liberal conservador, ese es para mi su problema. Ahí están las palabras en su día del señor Ortega Smith, aparte de denominar a la formación de ''liberal conservadora'', dijo, ''planteamos algunas reformas constitucionales para mejorar algunos principios'', es decir, profundidad ninguna y no digamos nada de cambio de régimen, claro.

Pero lo vengo diciendo desde hace tiempo, el sistema liberal del 78 es el principal problema señoras y señores y mientras no se tenga bien claro eso en España no irá este país al final a ningún lado.

Resumiendo. Debemos volver a antiguos sistemas de gobierno propios de España, que, para empezar, respeten la idiosincrasia española y no sistemas centralistas franceses o liberales anglosajones pues con ellos España dejará de ser inevitablemente España para convertirse en otra cosa. Y concluyo, más allá de como acabó su discurso el señor Abascal yo digo también, aunque tal vez con más fuerza, ¡viva España! pero también digo eso, también sin miedo, de ¡arriba España!.