Santiago Abascal ha asistido a votar en un colegio electoral de un barrio de clase medio-baja, a contrario sensu de otros líderes de la derecha, que han acudido a distritos más glamurosos, y las masas le han aclamado con un estentóreo “Santiago, presidente”.

El jinete verde de VOX, después de “voxtar”, ha pronunciado las siguientes palabras ante los medios de comunicación: “Vamos a vivir unas elecciones históricas. Millones de españoles van a votar sin miedo a nada ni nadie. Lo más importante es que todas las fuerzas políticas respetemos los resultados electorales, que respetemos la democracia. Es necesario que se respete la concordia entre los españoles. Hoy tienen que hablar los españoles”.