Después de mucho tiempo sin escribir. La inspiración ha vuelto a mí. No había escrito antes, porque no me encontraba muy bien de estado anímico. Desafortunadamente esto es como un ciclo, cuando tenemos que adaptarnos a tantas cosas, creo que tu psique, se vuelve más inestable y para mí existen periodos donde creo que puedo lograrlo todo y me doy a mí mismo fuerzas. Sin embargo existen momentos donde quiero abandonarlo todo, pero bueno así son los procesos y como en la teoría de la evolución el más resistente es el que sobrevive, claro que cada persona tiene su umbral. Hasta ahora he visto como amigos de múltiples nacionalidades se han ido, con una variable continua, yo continuo aquí. Esta parte es muy difícil, porque a veces me pregunto cuando voy a tener una red de amigos fija, cuando la mayoría se han ido de vuelta a su patria, la ciudad que te vio nacer y que por desgracia nunca regreserare puesto los deshucios me marcaron para siempre .

Tengo mis amigos alemanes y los quiero mucho, les agradezco la enorme paciencia que han tenido conmigo, especialmente por el déficit en mi idioma. Sin embargo a veces extrañas el hecho de compartir tiempo con una persona que esta en tu misma situación y poder expresar en tu idioma y ser entendido en muchas situaciones, cuando te viene la nostalgia o morriña en gallego ideal expresarte en tu idioma.

Muchas personas no miden las consecuencias, o mejor no se imaginan como puede cambiar la vida en otro país. Yo personalmente, me imagine todo más sencillo, en Alemania existen muchas oportunidades, pero la gran barrera es el idioma, claro esto también depende de la profesión y muchas cosas. Hoy me puse a analizar que me ha dejado de bueno esta experiencia y la verdad, a pesar de que a veces veo sólo un hoyo negro, no había pensado hasta el momento en cómo Alemania me ha cambiado y las cosas que he aprendido aparte del idioma. Mi trabajo, mi vida ordenada , mi familia, la educación de mis hijos dos menores que hablan tres idiomas perfectos inglés , Aleman y el idioma para hablar con Dios el español, todo eso gane en educación , escuchar hablar a mi Yhasmin o Mi Leandro en Aleman perfecto, me encanta pienso conseguites lo mejor La educación no tiene precio.

Al llegar aquí a Alemania, debo admitir que era una persona, bastante insegura para muchas cosas, tal vez por que en mi país siempre tenía a mi familia a mi lado. Aquí me he vuelto mucho más independiente, a no tener miedo de muchas cosas, a disfrutar de hacer actividades por mí mismo, a tener paciencia para muchas cosas, a seguir persistiendo y no rendirme, aunque a veces las expectativas no sean las mejores, he aprendido a reírme de mí mismo , he aprendido a ser más organizado, disciplinado y a hacer mucho más activo.

Alemania me ha dejado el hecho de compartir puntos de vista con personas de Alemania,Inglaterra, Grecia, Australia, Suiza, Noruega, Holanda, Polonia, , Italia, República checa, Rusia, Marruecos, Francia, Irán, Turquía, Nepal, China, Vietnam, Portugal, Estados Unidos, Haiti, Ucrania, Siria, Ecuador, México. Lo cual ha sido maravilloso para mí, encontrar tanta diversidad. He aprendido de cada persona y estos momentos siempre los llevaré conmigo.

A los que quieren venir a Alemania, les aconsejo que traigan su mente sin equipaje, es decir abierta para entender muchas cosas y para experimentar otras tantas. Una de ellas por supuesto es el idioma, si tal vez sea difícil, pero a veces cuando veo personas que han logrado tantas cosas a pesar de muchas adversidades, es cuanto me he dado cuenta, que yo también puedo lograrlo. Nunca olviden que siempre hay diferentes caminos que nos pueden conducir a nuestra meta.

A los que seguimos aquí, debemos seguir fortaleciendo nuestra psique, porque nuestra emocionalidad, juega un papel importante, para la adaptación y aceptación de muchas cosas, permanecer estable emocionalmente, nos permite aprender con mayor agilidad y a generar mayor empatía con nuestro ambiente.

Por ahora me despido, un saludo a todos.

Ich wünsche euch eine schöne Woche

José Mateos Mariscal