Felipe González asegura que siente orfandad representativa, ante la alianza de su discípulo y sucesor Pedro Sánchez, con el neocomunista (leninistas 3.0, así les llama a los podemitas) Pablo Iglesias.

El expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra asegura que se dará de baja del PSOE si Sánchez pacta con los separatistas (ya lo ha hecho, al pactar con Iglesias) y se espera la reacción de Alfonso Guerra y de Javier Solana, los otros supervivientes del felipismo. Porque todos ellos están a un paso de la salida si Sánchez continúa por esa vía.