Vox no tiene que ver nada con la derecha casposa, nostálgica y obsoleta, Vox está de moda y está a la última en las nuevas tecnologías y redes sociales, un foro que han trabajado a la perfección y que ha sido determinante en su éxito.

Vox es el partido líder en Instagram con 502.000 seguidores y YouTube (255.000 suscriptores) y es el partido que más está creciendo en las redes sociales en general y además un dato importante: en las publicaciones de Vox en general es donde más interactuaciones hay. Para bien o para mal es el partido de moda.

Un partido que no tiene techo, pues no solo recorta camino al PP y ha sido clave en mandar a Ciudadanos a la irrelevancia sino que arrebata el voto a los partidos de izquierdas, entrando con fuerza en muchas barriadas obreras descontentas con la mentiras de la izquierda tradicional.

Los perfiles de Vox están en subida ascendente y son cada vez más influyentes en las redes y en la sociedad española. La formación verde maximizó la difusión en estas plataformas para darse a conocer y fueron claves en sus campañas, sobre todo al inicio cuando no eran tan asiduos en los platós de televisión.

Luego, cuando empezaron a tener peso en los mass media no bajaron la guardia y continuaron con la misma constancia en las redes.

La razón de que Vox siga empeñado en primar su estrategia en redes sociales sobre cualquier otra radica en que los usuarios de estas plataformas responden a los de Abascal como no hacen con ningún otro partido. Así lo demuestran los datos. Según la web Twopcharts, que analiza el alcance de todos los perfiles de las redes sociales, las cuentas del partido tienen cada vez más impacto. Conforme pasa el tiempo, no solo crece el número de usuarios, sino también el ritmo de crecimiento de esos seguidores.