Enrique de Diego Villagrán (Segovia, 1956) es un periodista y ensayista español, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

 

Trayectoria profesional

Su andadura profesional comienza en el diario de tirada nacional ABC, donde ejerce como jefe de la sección de Política durante los años 1983 y 1987. Posteriormente, marcha al diario Ya como redactor jefe de Nacional e Internacional (1987-1990).

Tras abandonar este periódico, Enrique de Diego retorna a ABC. Esta vez, como delegado del decano de la prensa madrileña en la provincia de Alicante. Tras salir de este diario dirige La Prensa de la provincia de Alicante entre 1996 y 2000. Ese último año obtiene trabajo en Tele Guardamar del Segura donde permanece un año.

 

También ha ejercido como subdirector de la revista Época en el periodo comprendido entre los años 2003 y 2007, que compaginó con el trabajo como director del programa de debate Rambla, emitido en el Canal 37 de Alicante.

 

Enrique de Diego es o ha sido columnista en diversos diarios digitales: El Semanal Digital, La Gaceta, Minuto Digital, Sierra Norte Digital Periodista Digital y Diario de América, que se edita en Estados Unidos. Dirigió y presentó hasta diciembre de 2011 el programa de actualidad y debate A Fondo que se emitía, de lunes a viernes, en Radio Inter, así como la tertulia El País de las Maravillas, que se emitía los fines de semana en horario nocturno en la citada emisora.

 

También participó en diferentes programas/tertulia de Intereconomía. En diciembre de 2011 fue destituido en dicho grupo y pasó a Radio Libertad, emisora del municipio de Chinchón que emite su programación en la Comunidad de Madrid y es accesible por internet.

 

Ideología y polémicas

Enrique de Diego sostiene una línea muy crítica con el socialismo, al que acusa de ser una fuente de problemas para la sociedad occidental. Ideológicamente, se define como un liberal clásico, muy cercano a las tesis sostenidas por Karl Popper.

Son conocidas sus desavenencias con el periodista turolense Federico Jiménez Losantos, así como con el también periodista Luis del Pino, acerca del atentado terrorista del 11-M en Madrid.

Es promotor de la Plataforma de las Clases Medias y del partido político español denominado Regeneración que, en su corta trayectoria, se ha presentado a las elecciones locales del ayuntamiento de Madrid en 2011.

La ideología de de Diego es marcadamente españolista, de derechas. A lo largo de su obra critica extremamente el nacionalismo catalán y vasco, asimismo, en menor medida, el gallego.

Ahora ha creado su propio medio digital con www.rambalibre.com y sobre ello y otras cosas nos atendió con la amabilidad que le caracteriza 

 

 

¿Cómo ve el panorama político después de las elecciones?

  • El sistema, el régimen del 78 está en un proceso acelerado de putrefacción. Rotos los diques del bipartidismo turnista, han aflorado todo los males originarios del sistema: una electoral de muy mala tirando a nefasta, una fórmula parlamentarizada de elección presidencial, compleja, y una absoluta falta de división de poderes. Y, de fondo, una crisis económica pavorosa, fruto del excesivo gasto público en políticos y sus familias, que no se ha recortado, y una corrupción depredadora irrestricta.
  • ¿Deben dejar gobernar a Rajoy y al PP?
  • Rajoy lleva tiempo no comprendiendo verdades evidentes: los ciudadanos no dan el poder, lo dan los diputados; es un sistema parlamentario. Ser el más votado, por tanto, no da acceso al poder. Pero permítame volver atrás un momento, para indicar que la escena del balcón de Génova en la noche electoral –un balcón reformado con dinero B- me pareció bochornosa: todos aquellos corruptos, felices como mafiosos que han eliminado a los testigos, aunque el delito o el crimen sigan existiendo, y la turba indecente jaleando a esa casta depredadora y corrupta. No deben dejar gobernar a Rajoy, pueden dejarle, si quieren, y si les convence.

¿Podrá Rajoy formar Gobierno?

  • Hay varias opciones abiertas. En cualquier caso, será un Gobierno en minoría, una fórmula inédita en España y que, no ofrecerá, estabilidad. Nuestros políticos han mentido tanto que ya se mienten a sí mismos. No es sólo cuestión de investidura sino del día después. Un Gobierno en minoría puede ser tumbado a las primeras de cambio y sólo puede gobernar con el programa de los demás, que a los que tiene que pedir su voto.

¿Cuál sería la fórmula para que haya un Gobierno estable?

  • Descartada la gran coalición, las matemáticas juegan a favor de un Gobierno PSOE-Podemos-Ciudadanos, pero lo que se planteó tras el 20D, no parece estar, por ahora, sobre el tapete tras el 26J.
  • ¿Puede el nuevo Gobierno afrontar reformas que mejoren la situación económica?
  • Algunas derivas peligrosas son irreversibles. Tenga usted en cuenta que la economía española es incapaz, mediante las cotizaciones, de asegurar las pensiones: da para pagar las mensualidades pero no las extraordinarias. Se ha metido tanto la mano en la hucha –la última vez tras las elecciones, 8.700 millones de euros- que no quedan fondos para pagar la extraordinaria de las Navidades del próximo año. Habrá que sacar el dinero de los Presupuestos, pero habrá que quitarlo de otros lados. Nuestra deuda, además, es muy elevada: al empezar el año ya debemos lo mismo que vamos a producir todo el año. Si traslada esto a una empresa o a una familia, es demencial.
  • ¿Qué medidas habría que tomar, en su opinión, para salir de esta crisis económica?

  • Cerrar las autonomías y, de paso, las diputaciones; reducir drásticamente el número de políticos.
  • En eso no le van a hacer caso…

  • Me temo que no. Viven en esos ámbitos instalados como parásitos, y están ya sus hijos, y sus nietos, si los tienen. Ellos no van a hacer nada, salvo dejar pudrir la situación y engañar al pueblo a base de propaganda y de televisión adicta.
  • Usted acaba de poner en marcha un digital, ramblalibre.com. ¿Por qué y para qué?

  • Es el momento oportuno y el lugar histórico idóneo. Cuando he conseguido formar un equipo cohesionado. Para recuperar, en primer lugar, el periodismo, que ha perdido por completo y su condición necesaria de contrapoder, de modo que se ha corrompido y pervertido: ya no hay periodistas, hay lacayos a sueldo que mienten y manipulan. En Rambla Libre consideramos que la verdad no es de derechas o de izquierdas, sino que está en los hechos y que los hechos son sagrados. Tenemos tolerancia cero a la corrección política porque es autocensura y negación relativista de la verdad. Esta es la primera etapa: recuperar un hábitat libre para el periodismo independiente.
  • ¿Hay más etapas?

  • Por lo que hemos hablado, en dos o tres años, esta sociedad va a entrar en convulsión y va a precisar grandes cambios. Entonces, Rambla Libre será un banderín de enganche.
  • ¿Cómo está siendo la respuesta?

  • Muy satisfactoria. Ha sido un éxito desde el primer día, muy por encima de nuestras expectativas y metas, que no eran modestas. Ahora no hay que quedarse quietos, ni estabilizarse, sino seguir creciendo.
  • Hemos visto que tiene una sección dedicada a Historia de España.

  • Alguien me ha dicho que nuestra historia no interesa, tan grande es la ignorancia que se ha promocionado y extendido, pero a mí me apasiona y la cuidamos mucho. No faltan quienes parecen creer que España la fundó Franco, cuando es una unidad territorial, y religiosa, desde Leovigildo y Recaredo. Hemos empezado por nuestros padres los godos y nuestro padre, Pelayo. Sin historia, sin narrativa común, no hay identidad.