Anoche, el primero, el hombre que volvió, el padre que cambia pañales regresó a El Hormiguero, pero esta vez no iba a ser tan divertido como antaño, no iba a haber guitarrita, no iba a haber fiesta. Motos no le dejó pasar ni media, le arrinconó, le presionó, le golpeó y lo hizo como lo suele hacer Pablo, sin que se note, pero (hablando mal y pronto) las hostias fueron tan sonoras que se oyeron hasta en Sebastopol. Motos cambió la chaqueta de presentador afable y pelota, por la de un Ferreras, una Pastor o una Mendizábal. Dos que duermen en el mismo colchón... (por lo de que trabajan en el mismo medio, para los mal pensados).

No es fácil que te pregunten por el famoso y polémico chalet en Galapagar, te señalen como casta y consigas esquivarlo. "¿Si hicieras un viaje en el tiempo te volverías a comprar el chalet?", le preguntó Motos. "Sí, porque a mí no me han regalado nada. A mí me encantaba vivir en Vallecas, pero mi vida ha cambiado mucho. Formé una familia, se quedó embarazada de dos niños... ¿Por qué tengo que pagar un peaje por querer que mis hijos vivan en el campo?", respondió el líder de la formación morada.

"Es pagar el peaje político. Es haber hablado de casta y ahora ser tú la casta". ¡Zas en toda la boca! "Casta es el que roba, el que le regala un chalet a un político, el que se va a un consejo de administración... Hay políticos en este país en que millonarios les pagan su casa. Mi casa me la pago yo, trabajando, con mi dinero. Eso no es casta".

Y digamos... así toda la entrevista. No fue un Hormiguero normal, fue un Hormiguero político, sólo político, la entrevista y poco más. Y efectivamente, Pablo Motos podría haber dejado que Iglesias soltara su speech y aquí paz y después gloria, pero decidió que no, que se acabó esto de mostrar el lado amable. "Se os llena la boca hablando de feminismo, pero no hay ninguna candidata a presidir el Gobierno que sea mujer", le cuestionó Motos.

ero a Motos no se la cuelan. "Todos usáis cortinas de humo. Vox saca lo de las armas porque así no se habla de que están en contra del aborto, en contra de la eutanasia, en contra de los inmigrantes y en contra de la Ley de Violencia de Género. Pedro Sánchez saca lo de Franco porque así no se habla de Cataluña. Y yo creo que tú has sacado que todos los medios de comunicación y muchos periodistas mienten o mentimos porque así mientras nos metemos contigo así no hablamos de la crisis de Podemos". Queda dicho.

"Yo he hablado de los dueños de los medios de comunicación, que son, además, los que se lo ponen más difícil a los periodistas. La prueba de que una cosa es verdad es cuando ofende mucho. Nosotros hemos dicho dos cosas y hemos tocado los pies de muchos. Tanto hablar de la Constitución y porque no se habla del artículo del derecho a la vivienda o el que dice que los trabajadores tienen que cobrar un sueldo digno para mantener a su familia o el que dice que el sistema fiscal tiene que ser proporcional, cuando hemos dicho, sin embargo, que los medios de comunicación no son neutrales y decimos que 20 familias, los Ortega, los Fainé, Florentino Pérez tienen más poder que un diputado eso ha hecho que algunos salgan como fieras..." Y otra vez. "Eso ya lo dijiste hace cuatro años. El mismo discurso otra vez". Ni media, no pasó ni media.

"Yo he aprendido mucho en estos cincos. Cuando estaba de permiso de paternidad veía los telediarios y pensaba por qué tienen que decirle a la gente lo que tenían que pensar y hacer. Y la verdad es que hay gente que nunca se ha presentado a unas elecciones y mandan más que un diputado. Y eso no es cortina de humo, eso es despejar el humo".

Pero Motos no se iba a quedar de mero espectador. Motos venía con la mochila muy cargada. Motos estaba enfadado, Motos está hasta el moño de los discursitos. "Yo te puedo contar mi experiencia. Yo llevo 30 años en los medios de comunicación y a mí nunca un banquero me ha presionado, ningún empresario me ha presionado, pero políticos... estoy cansadito". E Iglesias siguió con su discursito, y Motos siguió con los golpes: "Y vosotros no presionáis porque no tenéis poder. Si tuvieseis poder presionaríais vosotros". Y los golpes siguen cayendo...

"Si nosotros tuviéramos poder prohibiríamos que los bancos financien las campañas, nosotros no debemos nada a los bancos, nuestra deuda es con la gente", la respuesta. "Nada que decir a eso". Punto para Iglesias.

Y de nuevo el Pablo Iglesias del 15-M, el del principio: "Creo que la próxima líder de mi partido será una mujer, que ocurrirá en el resto de partidos, en las empresas y una mujer presentará El Hormiguero (...) Estamos en un fin de época y creo que esto no va a ocurrir nunca más. En nuestro partido estamos muy comprometidos pero creo que dentro de poco habrá más candidatas que candidatos, que habrá más mujeres en los medios de comunicación y que habrá más mujeres en las empresas". El sermón.