El Gobierno de Pedro Sánchez ha aumentado en 11 millones de euros para 2019 el presupuesto de Patrimonio Nacional, el organismo encargado de la exhumación de Francisco Franco que planea el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En concreto, según consta en el proyecto de ley presentado este lunes en el Congreso de los Diputados por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este ente público dispondrá de 128 millones de euros, un 8,6% más que el último presupuesto del Gobierno de Mariano Rajoy —el de 2018 actualmente prorrogado— si es que el gabinete de Sánchez consigue sacar adelante estas cuentas. El Ministerio de Hacienda sólo justifica parte de ese incremento en “las necesidades derivadas de la puesta en marcha del Museo de Colecciones Reales”.

Patrimonio Nacional, dependiente del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad que dirige la vicepresidenta, Carmen Calvo, es el órgano estatal que está ejecutando, no sin polémica, el proceso burocrático para exhumar a Franco lo antes posible.

Tal es así que la Asociación del Valle de los Caídos se ha sumado a las acciones judiciales iniciadas por la familia de Franco contra los cargos que han intentado acelerar los trámites con determinados mecanismos irregulares. Esta asociación ha presentado una querella contra el cargo falseado –el director de Inmuebles de Patrimonio Víctor Manuel Cageao, quien firmó el proyecto antes de ser nombrado y, por lo tanto, sin tener competencia para hacerlo– y también contra su jefe, el presidente de Patrimonio, por permitirlo –Alfredo Pérez de Armiñán–.

Por su parte, la familia de Franco ya presentó denuncia contra la subsecretaria de Justicia e instructora del procedimiento de exhumación, Cristina Latorre; el subsecretario de Presidencia, Antonio Hidalgo; y contra el presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, tras detectar entre los documentos del expediente la firma de un funcionario del Museo Nacional del Prado que se hizo pasar por director de Inmuebles y Medio Natural.

Precisamente, este mismo lunes por la tarde ha trascendido que el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid ha acordado el archivo de esta denuncia de los nietos de Francisco Franco. En un auto fechado el pasado 8 de enero al que ha tenido acceso Efe, el juzgado considera que resulta procedente archivar las diligencias ya que los hechos no revisten “caracteres de infracción penal”.