El sábado tuvo lugar en varias partes de España, concretamente en la ciudad de las palmeras (Alicante) el cálido Levante el circo sodomita neo marxista cultural con la pasividad del liberalismo la macro manifestación del orgullo lgtb que más que orgullo es una deshonra en la cual no precisamente se desprendió testosterona sino aceite y hedor ya que la ciudad quedó totalmente sucia al respecto. 

 

Todas las formaciones políticas que forman el consenso social demócrata excepto Vox se sumaron al bochornoso circo de todos los años que va desde la plaza de los luceros arrasando hasta culminar en el ayuntamiento con un concierto para jalear aún más a las masas.

 

No solo cabe destacar que partidos políticos se subieron a la carroza de las licras y los tangas ajustados, sino los sindicatos amarillos del sistema sin excepción ya que al trabajador abandonan pero pansexualizan al respecto ya que a la vista resalta que vale más un trabajador homosexual que un heterosexual en vez de defender a todos por igual independientemente de lo que estos hagan en la intimidad placentera de su hogar. 

En Alicante no solo se hizo apología del homosexualismo y de la decadencia sino de la quimera ficticia de "los países catalanes" y el PCPE, partido de corte marxista leninista también lo apoyó al respecto.

 

Ay dios mío si Lenin o el Che levantaran la cabeza el uno los metía en un gulag y el otro los exterminaba sin ningún tipo de consideración y paliativo. 

Según el panfleto amarillo sensacionalista del "información" había un nido bastante importante de "priscilas" los cuales reivindican un orgullo que así en su contrario no es para estar orgulloso, sino vivirlo con dignidad en la intimidad.

El arco iris ha de estar en el cielo, no en trapos ya tenemos una bandera que nos aglutina a todos que es nuestra insignia nacional la cual se ha de lucir con orgullo ya que el hacer apología de una condición sexual no es nada reivindicativo sino que es inmiscuirse en la condición sexual e individual de la persona y hacer un uso proyeccionista que a nadie le importa.

 

Como colofón de dicho artículo expuesto me agradaría mencionar que también había niños acompañados de parejas gays y lesbianas: llevando a los niños a ese espectáculo, es decir a  sus hijos los cuales usan como probeta de laboratorio  me parece esclavizarlos de por vida adoctrinándolos en un estilo de vida lesivo y pernicioso para su desarrollo hormonal ya que la biología al igual que el algodón no engaña.

 

Dejen a los niños en paz soviets lgtb y no hagan gala de una condición sexual que nada nos importa, sean lo que quieran ser pero en privado.

 ALICANTE ES DE TODOS, NO DE LA DICTADURA DE GÉNERO LGTB.

 Nico Muñoz