Vivimos en los tiempos de la post verdad donde al bien se le llama mal y al mal bien. La superioridad moral de la izquierda es cada más bochornosa. Ellos se permiten decir todo tipo de barbaridades incluso incitar descaradamente a la violencia y luego tener el cinismo de querer quitarle hierro al asunto y acusar a los demás de falta del sentido del humor.

Vox ha criticado duramente a Jordi Évole después de incitar la violencia contra su líder y no vale que luego lo quisiera arreglar o matizar diciendo una broma. Pues nosotros también creemos que eres tonto, pero tranquilo que es una broma, ten un poco de sentido del humor y acepta la broma, no seas intolerante y defiende la libertad de expresión.

Lo que has dicho no se puede justificar en democracia y en una televisión de máxima audiencia. Punto. No importa que luego lo suavices, para justificar lo injustificable. Lo que tienes que hacer es pedir perdón y rectificar tus declaraciones.

Évole encima se hace la víctima y denuncia que el fragmento del programa está sacado de contexto. "Me acusan de un delito de odio y de incitar a la violencia", ha indicado Évole, que ha aseverado que "quien incita a la violencia son ellos cuando cogen un vídeo, lo recortan y lo paran en el punto en que ellos quieren". Lo dices como si tú no lo hubieses hecho nunca, que eres el rey de la manipulación.