Es un nuevo escándalo que la formación podemita, ya en el gobierno, participe en la marcha por los presos de ETA de hoy sábado en Bilbao. Los que han convocado dicha manifestación buscan presionar al ejecutivo de Pedro Sánchez para que haga cambios en la política penitenciaria que faciliten el traslado de los reclusos a cárceles cercanas al País Vasco. Junto a los de Podemos caminarán representantes de EH Bildu, ERC, JxCat y la CUP, así como de diversos sindicatos vascos.

Es desgraciadamente frecuente la presencia de Podemos en estos aquelarres en favor de los criminales de ETA presos. Líderes de la formación morada estuvieron hace 2 años en San Sebastián, cuando sumó fuerzas con PNV y EH Bildu para reclamar al Gobierno central beneficios para los presos.

La capital guipuzcoana acogió también la marcha de apoyo a los políticos catalanes encarcelados en el marco del juicio del «procés».

Pablo Casado ha puesto en las redes sociales lo siguiente: 

"Es lamentable que quien va a formar parte del Gobierno participe hoy en la marcha de apoyo a los presos de ETA, junto con el resto de socios, Bildu y los nacionalistas. Un nuevo escarnio para las víctimas del terrorismo. ¿De qué parte está Sánchez?"

Vox, que intentó impedir la marcha no ha sido menos contundente. El partido de Abascal considera que «no pueden ampararse en la libertad de expresión aquellas manifestaciones realizadas en público que puedan poner en escarnio a las víctimas del terrorismo».