Chen Xiangwei más conocido como el "chino franquista" regenta el Bar Oliva en Madrid. Tal es su admiración por Franco que ha convertido su bar en un lugar de referencia para muchos franquistas y españoles de bien. Se han celebrado numerosos actos y muchas tardes de buena camaradería.

 

Recientemente el bar Oliva ha amanecido con pintadas nuevamente, no es la primera vez que sucede, como nos recuerda el propio Chen. Un acto vandálico deplorable que se une a la agresión física que sufrió hace unos meses como nos contaba el mismo protagonista en El Correo de Madrid.

Chen nos cuenta su primera reacción ante los hechos en exclusiva: "Recientemente unos rojos cabrones han pintado mi fachada con spray blanco y no es la primera vez, sino que me lo han hecho varias veces los puñeteros rojos. Los rojos no respetan normas y hacen lo que les sale de las narices, al igual que los políticos".

Denuncia la llegada al poder de Sánchez: "El PSOE mintió diciendo que no se iba a juntar con Podemos, con los separatistas y con ETA.  Y con tal de llegar al poder ha engañado a todos los españoles".

Critica a los medios y su manipulación, pero no a todos: 

"Hay medios como El Correo de Madrid que sacan la verdad de lo que sucede en España para que los políticos no nos engañen. No quiero que España vaya camino de Venezuela, de China y de Corea del Norte. El virus contagioso de China sirve para tapar la miseria que hay en mi país (no hay transporte, comida etc)".

Para acabar termina alabando la obra del Caudillo y la grandeza de España: 

"Si hoy aún vivimos bien es gracias a Franco. Creó la Sanidad, la Seguridad Social, los pantanos, viviendas etc...y levantó un país destruido por la guerra. Franco fue un héroe y España es un gran país y con gran futuro. Quiero que España vuelva a ser una, grande y libre"