Los que dieron el golpe de estado y han pasado por prisión son ya los nuevos héroes del separatismo, los mártires ante un estado español supuestamente opresor. 

El presidente catalán, Quim Torra, ha invitado a los presos independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart a acudir al Palau de la Generalitat en una recepción oficial cuando salgan de la cárcel con el permiso que se les ha concedido recientemente, del que se desconocen las fechas todavía.

«El día que salgan los 'Jordis' el Palau estará preparado para recibirlos como Dios manda», ha afirmado Torra en una entrevista en RNE-Ràdio4 en la que ha añadido que también le gustaría que Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, estuviera en la cumbre de partidos y entidades independentistas que ha convocado para preparar su negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez. «Ojalá... No sabe la alegría inmensa que sería tener a Jordi Cuixart en Palau», ha respondido Torra.

 

Por otra parte ha añadido que en esa reunión con el Ejecutivo de Sánchez e Iglesias irá para pedir el «derecho a la autodeterminación» de Cataluña. «Se puede hablar de condiciones y de plazos pero el objeto central de la negociación es este», ha zanjado el presidente autonómico.