Muchos reían cuando advertíamos que España no era inmune al socialismo que ha arrasado Cuba, Venezuela, Ecuador y Chile.
 
Hoy ya podemos ver cómo ha penetrado en las capas más profundas del Estado, incluida la Abogacía del Estado, que acaba de ceder a la presión y amenazas de Pedro Sánchez y ha pedido que Oriol Junqueras salga de prisión «para hacer posible el ejercicio de su función representativa»
 
La liberación de este secesionista y malversador condenado a 13 años de cárcel, junto con el intento de fuga que el Gobierno de España planeó para los 9 altos cargos de Evo Morales con información sensible sobre Pablo Iglesias escondidos en una embajada extranjera (Bolivia ha declarado 'no gratas' y pedido la expulsión en 72h de todos los diplomáticos españoles, y ningún medio lo ha publicado todavía) hacen que, de facto, España esté siendo ya convertida en país satélite europeo del arma socialista que es el Foro de São Paulo)
 
Esto, unido a los documentos ya aprobados entre el Gobierno, Ahora Podemos y EAJ-PNV (como el encarecimiento del empleo con una nueva reforma laboral, subida de hasta 7 puntos en el IRPF, la entrega TOTAL de las competencias de tráfico a Navarra, y un referéndum constitucional en 2022 para una nueva realidad 'pluri-nacional' hacen que España esté ya encaminada a acabar como Chile o Venezuela en esta misma década que llega.
 
Es una obligación moral para todo español que ame este país que ayude a detener esto. También para todos aquellos venezolanos, ecuatorianos y chilenos que huyeron a España tras la ruina socialista de sus países, y ven cómo se repite el mismo proceso aquí.
 
Nos jugamos nuestro propio país.
Es hora de dar un paso al frente.
COMUNICADO FEDERACION DE PLATAFORMAS PATRIOTAS DE ESPAÑA