Efectivos de la Policía Nacional han sido los encargados de bajar por orden de las autoridades españolas a ocho inmigrantes que permanecían encaramados a la valla de Ceuta tras el masivo asalto registrado esta noche, una operación para la que han recurrido a grúas provistas de plataformas. Fuentes de la Delegación del Gobierno en la Ciudad Autónoma han indicado a Efe que tras permanecer algo más de dos horas en lo más alto de la alambrada, se ha aplicado el protocolo de devolución a Marruecos de todos ellos.