VOX es esa derecha sin complejos que dirá “no” a la investidura de Pedro Sánchez sin quitarse la corbata.

La formación verdigualda mantiene su corbata sin veleidades naranjas de quitársela para resultar más “trendy”, progre y cosmopolita.

Lo único que le falla a algunos jinetes verdes es lo de quitarse la chaqueta. Bien es cierto que este tórrido y calcinador calor atraviesa nuestra epidermis sin piedad, pero un caballero español debe ser elegante hasta en la peor de las lides, y soportar los rayos del inmisericorde astro con gallardía y serenidad.

Sin embargo, siempre nos quedarán caballeros como Iván Espinosa, fieles a la chaqueta hasta en los desiertos más abrasadores.