Al PP se le debe quitar la tontería de avergonzarse de Vox, los necesitan, es así de simple. Y como dijo Casado el peligro no es Vox, es Podemos. Si hubiesen mantenido la tesis de cerrar filas en torno a Vox no le harían el juego al PSOE de demonizar a un partido de orden. Si criticas duramente a los partidos separatistas y a Podemos y a Bildu, no te cuesta nada defender a Vox, salvo que sea por estrategia y que comprar el sambenito de partido ultra te haga ganar el voto de la gente moderada, aunque el juego se te puede volver en contra si la gente empieza a ver que más que extrema derecha son de extrema necesidad.

Fue vergonzoso que Almeida, que niega la violencia de género, se hiciese la foto bajo la pancarta progre y encima abroncase a Ortega. Esas son las contradicciones del PP que como siga subiendo Vox puede hacer buena la idea de si no puedes con el enemigo únete a él.

En una interesante entrevista en el Mundo Iván Espinosa de los Monteros habla muy claro al respecto:

¿Qué relación mantienen con el PP?

Una relación no todo lo fluida que debería ser. El PP no ha pasado a la fase de aceptación de la realidad. No son capaces de asumir ni de digerir que Vox ha llegado para quedarse. Hasta que eso no suceda, todo va a ser muy difícil, porque ellos contribuyen más que el PSOE a hacernos la vida más difícil. No se dan cuenta de que nos necesitan y de que el rival no somos nosotros.Sin unidad del centroderecha parece que no puede haber alternativa al PSOE.

¿Por qué no les gusta España Suma?

Eso tiene algunos matices. Yo no veo justificación a que PP y Ciudadanos vayan por separado a las elecciones, las ideas son las mismas, las únicas diferencias son personales. Es natural que confluyan. Vox tiene muchas diferencias con esos dos partidos. Aunque podemos poner el énfasis en las cosas que nos unen, que son más importantes que las que nos separan.

Si quiere ver la entrevista completa pinche aquí