Lo que pasa en la calle (frente a los sucesos consuetudinarios que acontecen en la rúa) Juan de Mairena, Antonio Machado

El franchute Manuel Valls (este individuo es franchute; una santa y heroína como Juana de Arco, no, sino francesa y a mucha honra) fue Gran Oriente de la Francmasonería desde el año 1989 al 2005. Y actualmente es el candidato a la alcaldía de Barcelona por Ciudadanos, nombrado directamente a dedo por Albert Rivera.


Así que ojo: la Francmasonería siempre ha tramado contra los intereses de España al servicio de la masonería en primer lugar, y de Francia a continuación. Y por lo que toca a Ciudadanos, partido veleidoso donde los haya, ha demostrado ser sobre todas las cosas una mafia de oportunistas, de veletas sin principios aglutinados en torno al gran timonel veleta de Alberto Rivera, el guapotito ególatra al servicio de los intereses globalistas del siniestro y demoniaco George Soros y de la ideología marxista (o marxiana): "Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros". Ambos, Manuel Valls y Alberto Rivera, invitados al Club Bilderberg (gobierno del mundo en la sombra, en claves globalistas por sionistas, masónicas y neomarxistas), y empeñados en hacer de Ciudadanos una suerte de nuevo PSOE.
Resultado de imagen de francmasoneria

 

Mientras tanto, ese macarra, traidor a la patria, falso doctor académicamente hablando (doctor cum fraude, Falconetti que se baja del Puma para montarse en el Falcon, y viceversa o tiro porque me toca) y falso socialista por insolidario llamado Pedro Sánchez, sigue hurgando en la ruina moral y económica de España, que el susodicho y su equipo de Gobierno juntamente con todos los gerifaltes sociatas no hacen sino agravar y agravar solo Dios sabe hasta dónde y hasta cuándo.

 

Malvados, sinvergüenzas que carecen de ideales que no pasen por la defensa de sus intereses solo partidistas. Así ese sujeto siniestro llamado José Bono, ultramillonario manchego que ha amasado una inconmensurable fortuna protagonizando trampas, chanchullos, corruptelas y pelotazos, y quien se permite acusar a Vox de ser "lo más oscuro y cutre de España" en esa secta de manipulación informativa al servicio del podemismo bolivariano y el separatismo antiespañol llamada La Sexta, cuando  resulta que lo innegablemente más cutre, siniestro y perverso y podrido de España es que un sujeto como este no esté, como poco, procesado por chorizo manchego.

 

Por no hablar de los del Partido Popular con sus nuevos aires de "renovación", más falsos que un duro de cuatro pesetas . Farsantes, ¿a quiénes pretenden ustedes engañar? La sombra de Mariano Rajoy, verdadero sepulturero del PP, es tan alargada, que ustedes, peperos, a pesar de la carita de niño bueno de Pablo Casado, y hasta de sus buenas intenciones, por qué no, no van a cambiar ni un ápice de la política ideológica de la PSOEZ: ni memoria histórica, ni violencia de género, ni acérrima defensa de la unidad de España frente a los separatismos vasco y catalán, ni decidida oposición a las políticas globalistas, ni voluntad de abolir la ley del aborto…

 

¡Ustedes, con mayoría absoluta de Mariano Rajoy, no cambiaron ni una coma siquiera de estas inicuas leyes liberticidas sociatas! De modo que ahora, a estas alturas de la película, ¿a quiénes pretenden engañar los Feijoo, Maroto y compañía?, ¡si todos ustedes en la última convención del PP acabaron aplaudiendo a Mariano Rajoy, el sepulterero del PP, el cobarde que dejó vía libre para que llegara a La Moncloa el falsario e inútil okupa de Pedro Sánchez, no en balde llamado chulo puta por Enrique de Diego!

 

Y por lo que toca al Cabildo de Gran Canaria, capitaneado por el ególatra y político profesional Antonio Morales… Nueva Canarias, sí, esa fantasmada de progres -algunos de los cuales tienen la poca vergüenza de engañar con que son católicos...- que gobierna en el Cabildo grancanario con el apoyo de sociatas de la PSOEZ y de adeptos de la mugre podemita; tan fantasmada, que hasta pretenden tomarnos por idiotas con el asunto del trato de favor concedido a la familia política del juntaletras y trepilla de Román Rodríguez en la compra cabildicia de un latifundio sito entre los municipios de La Aldea de San Nicolás y Santa Lucía de Tirajana, en la isla de Gran Canaria.

 

Mirando más o fijamente a la izquierda (pseudoizquierda, claro, o izquierda sectaria y totalitaria), ese niño probeta llamado Íñigo Errejón hace las maletas con que alejarse de Podemos para salir al encuentro de Ahora Madrid (o Más Madrid: llámese como se llame, los mismos perros con distinto collar, la misma mugre podemita trufada o travestida o con vaselina, totalitaria y traidora a España) abrazando los años y el regazo de la abuelita lobo (también llamada Manuela Carmena).

 

Miserables comunistas bolivarianos todos que viven, la mayoría, a cuerpo de rey (Manuela Carmena, Ada Calacao, el Chepas, el Errejón, Pitita, Teresa Rodríguez,  el Kichi, Pablo Echenique, el Cañamero, el Panceta, Irene Montero, la Tania…), que no se atreven a mirar o encarar de frente una tiranía como la narcodictadura venezolana, que ha ya provocado que 4.000.000 de venezolanos a menudo a pie hayan huido de la tiranía comunista de nuestra octava isla (otros 2.000.000 se estima que puedan hacerlo durante este 2019), ¡ojalá el imparable avance de Vox no deje de sus totalitarias siglas políticas (marcas blancas podemitas que son todas el mismo pero con distinto collar) ni rastro siquiera!
Porque sin duda,
lo mejor para España no puede ser sino el ir corriendo a toda esta tropa de la vida política, juntamente con toda la cloaca podemita y sociata. Porque no hay color: con el permiso de las pequeñas organizaciones identitarias y patriotas que nunca sacan resultados relevantes en los comicios electorales, en España actualmente solo hay dos partidos políticos: Vox, de una parte, y de otra, el resto.

 

 

 

22 de enero, 2019. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, bloguero, escritor, militante social.