Mucha gente se cansa de las payasadas de Puigdemont y de que juegue a ser un estado propio con un discurso sensiblero y falaz y lo pone en su sitio con toda la contundencia que se merece.

Puigdemont es un político que ha perdido la credibilidad hace tiempo. Solo un buen número de fanáticos lo sostienen y lo quieren convertir en un héroe cuando es un prófugo de la justicia. Hay que reconocer que aprovechó su oportunidad de asumir la Generalidad ante el desprestigio de Artur Mas y pasar de ser un desconocido a ser de las personas más famosas de España. Su momento ha pasado, pero sigue aferrado al poder y a la fama y fuera de España a la espera de que Sánchez en un día no muy lejano conceda un indulto general.

El diputado de Vox en el Parlamento Europeo, Hermann Tertsch, ha publicado esta semana la original respuesta que ha enviado a un email “pelmazo” del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el que se presentaba ante el resto de representantes europeos. Un correo electrónico que habían enviado tanto Puigdemont como el exconseller Toni Comín y en el que recalcaban la última resolución del TJUE sobre su inmunidad.

 

De igual manera, Tertsch compartía la respuesta a Puigdemont también por correo. En el borrador puede leerse: “Las mentiras en inglés no cuelan más. Esta carta es la de un pelmazo por longitud y de un mentiroso por contenido”.

El eurodiputado de Vox continuaba la carta pidiendo al expresidente de la Generalitat que cesara en los correos electrónicos a la cámara parlamentaria: “Haznos un favor. Mientras se corrige el error que os ha permitido entrar aquí a ti y al otro delincuente que se sienta contigo y se arreglan las cosas para que os entreguen a la policía española, os juzguen en España y os condenen, ten el mínimo pudor de no molestar por lo menos a tus compatriotas tan hartos de ti y tu tropa de plañideras supremacistas como lo estoy yo”. Una respuesta muy aplaudida por sus seguidores en redes sociales.