La naturaleza vuelve a darnos la clave para un mayor bienestar, ya que las plantas son la fuente principal de oxigenación del aire. Muchos ni siquiera sospechan acerca del increíble poder de las plantas de interior en influir en el microclima del hogar. Las plantas crean un ambiente cómodo, estabilizan la humedad del aire y lo llenan de oxígeno para que los niños pequeños y las personas que sufren de alergias puedan respirar mejor.

Laurel (Laurus nobilis)

Para los humanos el laurel es el símbolo de la fama, victoria y grandeza. Es una planta de origen subtropical, por eso le encanta el aire húmedo, la semisombra y un buen riego con agua tibia. Absorbiendo la humedad del aire, ayuda a formar el microclima perfecto. Las hojas de laurel se pueden secar y usar en gastronomía.

Cuna de Moisés, Espatifilo, Flor de la paz (Spathiphyllum)

Se cree que la cuna de Moisés trae al hogar la felicidad y el amor. El espatifilo no solo absorbe el exceso de humedad normalizando el clima en casa, sino también destruye las esporas de moho. La planta se siente excelente en el baño a una temperatura de +18 °C.

Cafetero (Coffea)

De casi 100 tipos de cafeteros se cultivan, por lo general, cafetero arábico y congoleño que dan el café arábica y robusta. Las primeras frutas aparecen en el 5-6 año, por eso es mejor comprar una planta ya grande. A este arbusto le gusta un buen riego y semisombra, absorbe el exceso de humedad del aire y lo llena del aroma tropical durante la floración.

Limonero (Citrus limon)

El limonero es una planta agradable en todos los aspectos: durante su floración, llena el aire con su aroma cítrico y absorbe el exceso de humedad. Las hojas emanan una gran cantidad de sustancias curativas esterilizando el espacio a su alrededor. Al árbol le gustan los baños de sol, un riego regular y un sustrato seco.

Sanseviera, Rabo de tigre, Lengua de suegra (Sansevieria)

La lengua de la suegra hace cosas increíbles con el aire: lo humidifica, produce una gran cantidad de oxígeno (para su tamaño) y neutraliza evaporaciones nocivas emitidas por materiales sintéticos. Es fácil de cuidar: guarda la humedad en sus hojas y no necesita riego abundante. Puede habitar en cualquier rincón de tu hogar.