Los Reyes Magos llegaron a todos los hogares de la geografía española esta pasada noche. En ciudades como en Málaga o Toledo ha habido cabalgatas preciosas, llenas de colorido y armonía, pues estas ciudades cuidan mucho esta tradición tan católica.

Se han celebrado cabalgatas en todo el territorio nacional, pese al laicismo reinante aún se conserva esta costumbre, aunque un tanto desvirtuada con elementos ajenos a la fiesta que se celebra esta noche mágica.

En Lérida ha tenido lugar una cabalgata que atenta contra la inteligencia y el buen gusto. Los tres Reyes Magos han desfilado acompañados por tres Reinas Magas, en un estúpido intento por reivindicar la igualdad entre géneros. 

Aquellos niños que se hayan portado mal y no hayan recibido regalos pueden recurrir a las reinas magas, que quizá no son tan severas como sus esposos o mejor dicho como sus parejas de hecho que suena más inclusivo.

Que manera más asquerosa de pervertir la juventud desde la más tierna infancia. Los niños del siglo XXI no han oído casi villancicos y apenas saben nada del misterio que se celebra, solo conocen la Navidad comercial y las tonterías que salen en televisión en estas fechas.