Irene Montero ha convertido en ministra de Igualdad a sus 31 años y después de una rápida carrera política, desde que a los 16 años empezase en la juventud comunista. Su ascenso en Podemos ha sido meteórico, tras la meritocracia de conquistar al líder del partido.

La dirigente de Podemos ha hablado claro en su toma de posesión y sin medias tintas. El Ministerio de Igualdad será feminista. ¿Se ha imaginan si un ministro de igualdad hubiese dicho que era un Minsterio machista?

 

"El feminismo seguirá siendo una bandera de este Gobierno y de este país". Tiene palabras de recuerdo a primeras mujeres que pelearon por sus derechos: "Llegamos aquí por y para las mujeres que sostenéis este país".

Y tras reivindicado el feminismo ha hecho lo propio con el el aborto, el homosexualismo y transexualismo...y por supuesto el 8 de marzo, en donde destacó el carácter totalitario y excluyente del feminismo.

La mañana ha transcurrido según lo previsto con total normalidad y todos los ministros han prometido, al menos de boquilla, lealtad al rey, aunque luego se junten con aquellos que quemen su imagen.

Por su parte Vox ha presentado una querella ante el Tribunal Supremo contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la exministra de Justicia Dolores Delgado por tráfico de influencias, por su nombramiento como nueva fiscal general del Estado.

Y por último Bildu ha pedido a Sánchez "valentía" para "acabar con la política de dispersión" de los presos de ETA.