Así lo han declarado miembros de la FNFF:

"En las próxima horas se dará respuesta a la petición efectuada por la abogacía del Estado, al servicio del gobierno, que ayer mismo (día siguiente al de las elecciones) ha manifestado al Tribunal que esta Fundación Nacional Francisco Franco, que ha sido parte interesadas en todo el procedimiento administrativo referido a la exhumación del Generalísimo, “carece de legitimación”, haciéndolo en los siguientes términos “la Fundación carece de legitimación activa para pedir la suspensión de una decisión que, propiamente, no tiene siquiera contenido ejecutivo” (en referencia a la exhumación “de los restos mortales del finado” señalada para el 10 de junio)."

Además advierte que: "ejecutar la exhumación de quien fuera Jefe del Estado español, reconocido por la comunidad internacional, del lugar donde el Rey emérito, D. Juan Carlos ordenó que fuera enterrado, antes de que el Poder Judicial se haya pronunciado sobre el fondo, sería, entre otros, un delito de prevaricación, que esta Fundación no toleraría y para lo que nuestros servicios jurídicos presentarían las correspondientes acciones procesales".